¿Qué es la inteligencia artificial general?

Ben Goertzel uno de los artifices de la inteligencia artificial general

La Inteligencia Artificial General (AGI, en inglés) es un intento de retomar la idea de una inteligencia artificial fuerte  dado los nuevos conceptos que ha ido surgiendo en la actualidad, sobre todo las idea del surgimiento de una superinteligencia artificial y de una posible singularidad tecnológica, siendo Ray Kurzweil el punto de referencia de este movimiento.

Haciendo historia, la Inteligencia Artificial (IA) luego de la euforia de sus primeros años, y ante los fracasos de sus pronósticos, siendo el proyecto de quinta generación japonés, uno de los más connotados, se sumergió en una profunda crisis, al extremo que muchos científicos abandonaron su línea de investigación y otros como Minsky, uno de los padres de la IA junto a Mc Carthy, se mostraba molestó ante la falta de apoyo cada vez mayor que estaba sufriendo las investigaciones en la IA.

En su momento los Sistemas Expertos (SE) se convirtieron en la gran esperanza, aunque no fue muy acogida por los teóricos de la IA (algunos le llamaron los hijos bastardos de la IA) si conto con el apoyo financiero y logístico para su despegue y fueron muchos los que pasaron a engrosar las filas de investigadores de este nueva aplicación. De nuevo las expectativas se fueron por encima de la realidad y nuevamente el sentimiento de fracaso invadió a los científicos.

Parecía cuestión de tiempo, que la IA fuera a pasar a un segundo plano y perdiera su influencia como una de las líneas más promisorias dentro de las tecnologías de la información. Para beneplácito de muchos la IA, al igual que la Cibernética está cogiendo un segundo aire

Serían las ideas de Hans Moravec, Vernor Vinge y sobre todo las de Kurzweil, las que le darían un nuevo impulso a la IA y se retomaría nuevamente la casi olvidada idea de una Inteligencia Artificial Fuerte. Es bueno aclarar que para comprender a la IA hay que verla desde tres enfoques: IA fuerte, IA débil y la IA comercial.

La IA fuerte, como ya dijimos en el artículo anterior, está convencida de que la mente humana se puede reproducir en una computadora, la IA débil, se dedica a desarrollar programas que sean capaces de resolver actividades consideradas inteligentes, y no les preocupa que la máquina, como tal, pueda considerarse inteligente; a la IA comercial solo le interesa aplicar las técnicas de la IA en elaborar sistemas que puedan ser comercializados y no le importa si estos simulan o no la inteligencia.

Podemos decir que muchas técnicas, salidas de los laboratorios de la IA, se están aplicando, hoy, en muchos sistemas que ni siquiera se menciona su relación con la inteligencia artificial.

Es bueno destacar que la inteligencia artificial general toma elementos de la IA fuerte y la IA débil, evitando el excesivo optimismo de algunos defensores de la inteligencia artificial fuerte.

¿Por qué Inteligencia Artificial General?

El objetivo original del campo de IA fue la construcción de “máquinas inteligentes”, es decir, los sistemas informáticos con inteligencia similar a la humana.  Desde hace décadas la mayoría de los investigadores de la IA se han centrado en lo que se ha llamado ” la IA estrecha”,  la producción de sistemas de IA que muestran la inteligencia respecto a las tareas específicas, muy limitados.  Debido a la dificultad de esta tarea, en los últimos años, cada vez más los investigadores han reconocido la necesidad  -y la viabilidad- de volver a los objetivos originales de la IA mediante el tratamiento de la inteligencia en su conjunto. Cada vez más, hay una llamada a hacer frente a los problemas más difíciles de la “inteligencia de nivel humano” y más ampliamente a la inteligencia artificial general (IAG).

La investigación difiere de la investigación en IA ordinaria haciendo hincapié en la versatilidad y la integridad de la inteligencia, y llevando a cabo la práctica de la ingeniería de acuerdo con un esquema de un sistema comparable, en cierto sentido,  a la mente humana (Ver el libro: Artificial General Intelligence )

El evento principal donde se discute el tema de una IA general son las conferencias AGI que desempeña un papel importante en este resurgimiento de la investigación en inteligencia artificial en el sentido más profundo del término original de la “inteligencia artificial”. Las conferencias buscan alentar la investigación interdisciplinaria sobre la base de diferentes concepciones de la inteligencia, y la exploración de diferentes enfoques.

Los organizadores se plantean la necesidad de volver a los objetivos originales de la IA, mediante el tratamiento de la inteligencia en su conjunto y hacen un llamado a una transición a hacer frente uno de los problemas más difíciles, la comprensión de la mente humana, y resaltan como diferencia con respecto a la IA convencional, que la inteligencia artificial general hace hincapié en la versatilidad y la integridad de la inteligencia (en franca oposición a los sistemas expertos), y por llevar a cabo la práctica de una ingeniera que siga el esquema de la mente humana.

Un poco de historia

Hoy se habla de inteligencia artificial fuerte (IA fuerte), inteligencia artificial débil (IA débil), super inteligencia artificial (Super IA), inteligencia artificial estrecha (la IA clásica) y la nueva inteligencia artificial general (IA general). Cuando se habla de inteligencia artificial general se hace referencia a una IA de propósito general como una continuidad a la IA clásica (la que fue renombrada como IA estrecha).

Todos vienen del inglés: Strong Artificial Intelligence, Weak Artificial Intelligence, Super Artificial Intelligence, Narrow Artificial Intelligence y Artificial General Intelligence (AGI)

Aun no existe un acuerdo sobre la traducción de la AGI, yo prefiero llamarla Inteligencia Artificial general (IA general), otros nombre son inteligencia general artificial o general inteligencia artificial.

Una vez hecha la aclaración de términos comencemos con el artículo, que es una selección actualizada de otros artículos publicados en este sitio.

En los primeros años de la IA luego del paradigma cibernético con su intento de construir una mente mecánica, le siguió el paradigma cognitivo y la idea de reproducir la mente por medio de algoritmos, ya que la mente no era otra cosa que estados mentales que se procesaban en el cerebro al igual que los programas en una computadora.

Lo cual llevó a muchos investigadores en el campo teórico a pensar que una vez que se descifraran los procesos de la mente era seguro desarrollar los algoritmos que representaban esos procesos, es obvio, ya que la mente lo que hace es manipular símbolos por medios algorítmicos. De ahí surgieron los métodos heurísticos, las reglas de producción, los mecanismos de resolución de problemas, etc.

También surgieron los primeros desacuerdos entre los investigadores quienes no se ponían de acuerdo, en, si esa representación simbólica, se basaba en la lógica (la sintaxis, cálculo de predicados) o en la semántica (estructuras semánticas, guiones). Discusión que llevó a que se formaran dos grupos: los defensores de la lógica (a los que llamaban los pulcros, ya que siempre vestían de forma impecable) y los semánticos (llamados zarrapastrosos, estos andaban peludos y vestían de forma no convencional). Como era de esperar a nivel académico se impusieron las ideas de los pulcros, en cambio muchas de las aplicaciones más importantes en IA han provenido de las investigaciones de los zarrapastrosos. Pero, métodos a parte, ambos compartían un sueño: descubrir los programas que hacen funcionar la mente.

De todo lo anterior se desprende que era totalmente posible reproducir la mente en una computadora, bastaba con encontrar la descripción algorítmica de los estados mentales. Y por muy compleja que pareciera el funcionamiento de la mente, en el fondo no era otra cosa que complejos algoritmos, y la tarea de los investigadores de la IA consistía en descifrar esos procesos y su conversión en algoritmos para luego introducirlos en una computadora e ir conformando una nueva inteligencia no humana.

Ahora, para que la máquina tenga todos los algoritmos que conforman la mente, primero, hay que ir descubriendo los mecanismos de la mente, traducirlos en algoritmos para incluirlos en la computadora, así sucesivamente hasta que se haya reproducido totalmente la mente humana, y pueda funcionar en una computadora. Fueron muchos investigadores en esa época, principio de los 50, dieron esto por hecho y afirmaron que en los anos 80s ya existirían máquinas con inteligencia humana, en ese entonces no se hablaba de superar la inteligencia humana, ni de singularidad tecnológica, etc.

Qué es la IA general

Según sus creadores la IA general tiene las siguientes características

  • Hace hincapié en el carácter del uso general de la inteligencia
    • Asume un punto de vista holístico o integral de la inteligencia
    • Cree que ha llegado el tiempo para construir una IA que sea comparable a la inteligencia humana.

Lo que nos acerca a la idea original de la IA que debido a sus tropiezos se fue separando de esos objetivos. Y retoma la idea de una IA fuerte (ver artículo anterior).

La IA general al igual que la llamada IA estrecha, se propone convertirse en una ciencia exacta y define su línea teórica en tres campos

  • Una teoría de la inteligencia,
    • Un modelo formal de la teoría,
    • Una implementación computacional del modelo.

El último punto me recuerda los laboratorios de IA donde se experimentaba con el mundo de bloques.

Hasta el momento, las principales técnicas utilizadas en proyectos IA general incluyen las técnicas de la IA clásica:
• Lógica matemática
• Teoría de la probabilidad (tratamiento de la incertidumbre)
• Sistema de producción (estrategias para las reglas)
• Base de conocimientos (representación del conocimiento)
• Algoritmos de aprendizaje (ahora se ha puesto de moda el aprendizaje profundo)
• Robótica (sistemas de planificación)
• Redes neuronales
• Computación evolutiva (algoritmos genéticos)
• Sistema multi-agente (agentes inteligentes)

La IA general, levanta cierto escepticismo, algunos creen que es más de lo mismo y se preguntan ¿Por qué ahora si? ¿Quién sabe?, tal vez se pueda aprender de los errores anteriores o a lo mejor las condiciones tecnológicas han cambiado tanto, que ahora si es posible.

 

 

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Inteligencia Artificial y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s