¿Estamos preparados para el surgimiento de una inteligencia artificial superior a la humana?

Han pasado 25 años desde que Vinge anunció el surgimiento de una singularidad tecnológica y las superinteligencias, acontecimiento que debería surgir antes del 2030. La pregunta es: ¿Estamos preparados para el surgimiento de una inteligencia superior a la humana. Para dar comienzo a este tema, comenzaremos por publicar las idea sobre la singularidad tecnológica expuestas en el libro: “Inteligencia artificial, el futuro del hombre”.

Singularidad tecnologica

Idea de una singularidad tecnologica se sustenta sobre la ley de Moore que dice que la capacidad de los microchips de un circuito integrado se duplicara cada dos años, lo cual traerá un crecimiento exponencial de la potencia del hardware de las computadoras y de mantenerse este crecimiento acelerado lo cual conducirá inevitablemente a que las máquinas le den alcance y luego superen la capacidad del cerebro para procesar la información y según un gráfico elaborado por Hans Moravec la paridad entre el hardware y el cerebro se alcanzara alrededor del 2020 lo cual dará lugar a las máquinas superinteligentes

También se asume que con respecto al software la máquina, también, ha mejorado mucho; en la IA débil ya las maquinas pueden diagnosticar células sanguíneas, guiar misiles de crucero y, por fin, pueden vencer a cualquier jugador de ajedrez. Con respecto al hardware se están investigando tecnologías de circuito que serán un millón de veces más potente que el cerebro humano, aunque para muchos el proyecto más interesante es el de la ingeniería inversa del cerebro humano: escanear el cerebro desde su interior gracias a billones de minúsculos escáner de alta resolución o nanobots que pasarán a través de los capilares.

Los defensores de las máquinas inteligentes van mucho más lejos y sugieren que las propias máquinas construirán computadoras cada vez más inteligentes, ellos parten de la base de un hardware cada vez más potente, aceptan que mientras más capacidad de procesamiento tenga, será más “inteligente”, y quién niega que una máquina inteligente no sea capaz de aumentar las capacidades de las próximas generaciones construyendo máquinas cada vez mejores y así infinitamente, sin que el hombre participe en este proceso. ¿No sería esto el fin de la humanidad?

Hasta hoy se pensaba que la evolución de los seres humanos continuaría siendo un largo proceso evolutivo, que a través de mutaciones nos llevaría a individuos mejores –o peores–. Para otros, este proceso se había detenido y los humanos continuarían siendo los mismos por los siglos de los siglos. Lo interesante es que la discusión no termina ahí, nuevas ideas están surgiendo alrededor del futuro de la humanidad, una de estas teorías es la sustitución del hombre por alguna entidad superinteligente; medio máquina, medio humana, capaz de continuar con el ritmo acelerado de desarrollo industrial, para el cual esa “cosa” llamada humano ha quedado obsoleta. Estas ideas no resultarían tan interesantes de no ser por el hecho de que sus defensores afirman que estamos en la antesala de una nueva era poshumana: “La Singularidad está cerca. Cuando los humanos trascendamos la biología”.

.

Muchos de estos autores ven a las máquinas como inteligencias fragmentadas, que pueden estar conectadas a una red como sistema cooperativo, y que esta conexión las lleve a una forma de organización altamente eficiente, que le permita un “despertar” como una gran inteligencia (sistemas emergentes). Parten del concepto, que en la formación del mundo, como sistema evolutivo, ha tenido gran influencia la noción de “emergencia”, esto es que la integración de elementos que están en un nivel inferior producirá la transformación a un nivel superior, que poseerá nuevas propiedades. El concepto de emergencia plantea cierta indeterminación en el papel de las ciencias relacionadas con el hombre como las psicológicas, sociales y cognoscitivas. En nuestros días se ha puesto nuevamente de moda el concepto de inteligencia “emergente” donde las máquinas producto de su velocidad de procesamiento llegaran a ser capaces de manipular tal cantidad de información con lo cual alcanzarán un nivel creciente de “conocimientos” hasta llegar a despertar como una entidad inteligente.

Conclusión que extraen de la comparación de la evolución de las máquinas con la de los animales: ya que los humanos fueron el producto de una larga evolución desde los organismos unicelulares pasando por los mamíferos hasta llegar al homo sapiens. ¿A partir de qué momento surgió la inteligencia? ¿Por qué no aceptar que las máquinas también son organismos en evolución que puedan llegar a “pensar”? Si aceptamos a la conciencia como la forma de la materia altamente organizada, ¿quién puede negar que las máquinas sean una nueva forma de la materia altamente organizada y que en su proceso evolutivo alcancen niveles de inteligencia incluso superiores a los del hombre?
Mientras los filósofos y sociólogos parecen haber llegado a un callejón sin salida y hablan del fin del romanticismo social y de la muerte de las verdades absolutas. Los nuevos cibernéticos proponen una nueva “ideología” que vendrá a salvar al mundo: la ideología de las máquinas como herederas del hombre o de la convergencia entre humanos y computadoras, donde se plante la fusión entre el árbol evolutivo de los seres vivos y el de las máquinas.

Presupuestos para una singularidad tecnológica

Vinge define una máquina superinteligente como una máquina capaz de superar en mucho todas las actividades intelectuales de cualquier humano independientemente de la inteligencia de este y está convencido que esa inteligencia superior será la que impulsará el progreso y este será mucho más rápido e incluso superará a la actual evolución natural, por lo que aparecerán problemas miles de veces más deprisa que la selección natural y afirma que estaremos entrando a un régimen radicalmente diferente de nuestro pasado humano, y a es, a este evento, al que le da el nombre de singularidad.

El transhumanista Nick Bostrom define una superinteligencia de la siguiente forma:
Tendrá superinteligencia cualquier intelecto que se comporta de manera bastamente superior en comparación con los mejores cerebro humanos en prácticamente todos los aspectos y en especial estos tres:

  • Creatividad científica
  • Sabiduría en general
  • Desempeño científico

Esta definición deja abierta la forma como se implementa esa superinteligencia Artificial: una computadora digital

  • Colectiva: una red de computadoras
  • Biológica: cultivo de tejidos corticales
  • Hibrida: fusión entre computadoras y humanos

En general los teóricos del la singularidad definen la superinteligencia: como cualquier forma de inteligencia artificial basada en la capacidad del sistema de autoaprendizaje. Estas redes neuronales artificiales serían capaces de superar a los mejores cerebros humanos en prácticamente cualquier disciplina, incluyendo creatividad científica; sentido común, y habilidades sociales. Muchos científicos han presentado el argumento de que tanto el hardware necesario como el software requerido para la superinteligencia serán desarrollados en las primeras décadas del siglo XXI.
A diferencia de los investigadores de la Inteligencia Artificial, que pensaban que la mente podía ser representada por medio de algoritmos y que esta podía ser programada totalmente en una computadora. Cree que las maquinas dado el progreso acelerado de la potencia de su hardware despertarán en algún momento como una inteligencia, esto nos lleva al concepto de emergencia basado en que las máquinas serán cada vez más veloces, tendrán más memoria y que esto emergerá en una nueva inteligencia. El mismo concepto aplica para Internet, donde las conexiones entre humanos y maquinas que se comportaran como neuronas dentro de una gran red, por lo que en cualquier momento de ellas emergerá una inteligencia (cerebro global).

Vemos que esta idea sigue la tendencia de priorizar el hard sobre el soft y se apoya sobre los siguientes conceptos:

  • La evolución de las máquinas es más rápida que la de los humanos, mientras las máquinas sufren un crecimiento acelerado, la evolución natural de los humanos está prácticamente detenida.
  • La aceleración de las tecnologías se seguirá incrementando hasta llegar a un punto que escapa a las capacidades de los humanos (singularidad tecnológica).
  • Las máquinas se irán auto construyéndose a sí misma, cada vez más perfeccionadas, más veloces, con más memorias, dotadas de mejores algoritmos; podrán llegar a convertirse en máquinas superinteligentes que superen a los humanos.
  • La inteligencia de las máquinas dada la complejidad que irán adquiriendo y las conexiones internas (circuitos) o externas (redes) podrá despertar como una entidad auto consciente.

Caminos hacia la singularidad

La característica central de este siglo ha sido la aceleración del progreso tecnológico. Estamos al borde de un cambio comparable a la aparición de la vida humana sobre la Tierra. Existen diferentes interpretaciones de la Singularidad de Vinge (la de Kurzweil es una de ellas), así como las vías para alcanzarla, algunas más próximas y evidentes, y otras más lejanas y complejas.

Para Vernor Vinge, la causa exacta de este cambio es la creación inminente de entidades de inteligencia mayor que la humana. Y afirma que la ciencia puede lograr esta revolución de diferentes modos, y esta es otra razón para tener confianza en que el evento va a ocurrir. Según su criterio debería ocurrir entre el 2005 y el 2030 (Los caminos hacia la singularidad tecnológica).

  1. Pueden desarrollarse computadoras “conscientes” con una inteligencia equivalente a la humana o superior. (Hoy existe mucha controversia sobre si podremos crear el equivalente a un humano en una máquina, pero si la respuesta es “sí”, entonces quedan pocas dudas de que en seguida podremos construir entidades aún más inteligentes.).
  2. Las grandes redes de computadoras con sus usuarios asociados, pueden despertar como entidades superinteligentes.
  3. Las interconexiones entre humanos y computadoras pueden llegar a tal nivel de profundidad que los que la usen actúen como superinteligencias.
  4. La ciencia biológica puede lograr métodos que mejore el intelecto humano natural.

Las tres primeras dependen de mejoras en el soporte físico (hardware) de las computadoras, el cual ha seguido una curva de crecimiento increíble en las últimas décadas. Por lo que le da más importancia al hardware de la computadora que a sus programas y se concentra en la creación de máquinas inteligentes independientes de si emulan la mente humana (IA débil). Es más, lo dice rotundamente, cuando afirma que existen otros caminos diferentes a la IA para llegar a la superhumanidad y a esta otra aproximación él le llama amplificación de la inteligencia, la cual se está sucediendo de una forma natural, cada vez que se mejora nuestra capacidad para acceder a la información y para comunicarnos. Esto nos lleva a la conclusión de una inteligencia “emergente” que podrá surgir de un momento a otro. Por lo que se desprende que para Vingen la inteligencia en las computadoras va a surgir de forma espontánea y que estará basada principalmente en la velocidad de las computadoras, idea ya antes formulada por Moravec.

Las máquinas inteligentes (concebidas dentro de la IA débil) permiten una serie de conclusiones que serían imposibles dentro de las concepciones de la IA fuerte. Una de las ideas más importantes es la emergencia, las máquinas pueden seguir su propio esquema evolutivo de entidades cada vez más inteligentes hasta llegar a superar la inteligencia humana, sin necesidad de copiar a la mente humana. Si tratáramos de copiar a la mente humana como propone la IA fuerte, esta estaría limitada por la propia inteligencia del hombre, jamás podría ser más inteligente que el “original” en todo caso igualarlo.

La idea de la singularidad como se sustenta sobre la base del hardware, asume que las máquinas superaran al hombre por su rapidez a la hora de pensar, pero no se tiene en cuenta la flexibilidad del cerebro. La idea es muy sencilla, siempre todas las expectativas se han basado en alguna interpretación parcial de algún logro y ahora está en la palestra la posibilidad de que las máquinas de jugar ajedrez superan al hombre, y esto no es porque la máquina pueda ser más “creativa”, no, esto se basa en la velocidad de la computadora (hard) para analizar las posibles variantes y de encontrar la mejor respuesta (claro que esto es heurística pura) y hace rato que la inteligencia artificial desechó la heurística como único método de lograr máquinas inteligentes (Vinge le llama superinteligencia débil a la que se basa únicamente en la rapidez de pensamiento).

Por otra parte, Vingen, considera que el poder y la influencia de Internet están siendo muy poco considerados: “La total anarquía de la red mundial es una evidencia de su potencial. A medida que crecen la conectividad, el ancho de banda, el tamaño de la capacidad de archivo y la velocidad de proceso (su habilidad para comunicarse en anchos de banda variables, incluyendo algunos mucho más elevados que la voz o los mensajes escritos). ¿Qué pasará cuando partes de un ego pueden ser copiadas y unidas a otras, cuando la autoconsciencia puede aumentar o disminuir para aproximarse a la naturaleza del problema bajo consideración? Es algo parecido a una biosfera recapitulada como un procesador de datos, pero un millón de veces más rápida y con millones de humanos como agentes inteligentes (nosotros mismos)”.

Vingen también propone una inteligencia superhumana fuerte, la cual podría parecerse a una Sociedad de la Mente (idea de Minsky) con varios componentes muy calificados, donde algunos de esos “equivalentes humanos” podrían ser usados nada más que para procesamiento digital de señales. Y agrega: “para aquellos que no hayan cambiado (los que decidan seguir siendo humanos) el logro será un trato benigno, quizás dándoles la apariencia de ser los dueños de unos semidioses esclavos (las máquinas superinteligentes)”.

La singularidad tecnológica fue propuesta por Vernor Vinge en 1993, desde entonces ha llovido bastante, y se hace necesario revisar algunos conceptos sobre la singularidad tecnológica y su clasificación como posibles superinteligencias.
La primera vía. El surgimiento de una superinteligencia basada en la idea de que las máquinas dado el crecimiento veloz que tiene el hardware (ley de Moore) tendrán cada vez más capacidad de memoria y más velocidad de procesamiento de la información y llegará un momento en que igualará y luego superará la velocidad del cerebro, este es el principio básico del que partió Vinge, para el surgimiento de una singularidad tecnológica; donde se maneja el concepto de una inteligencia que emerge de forma espontánea y adquiere consciencia de sí misma. Estamos hablando de que los humanos sean capaces de construir una inteligencia artificial que los iguale y que después, esta inteligencia no humana, sea capaz de superarse a si misma y dará a lugar a una superinteligencia artificial y la incluyo dentro de una visión racionalista

La segunda proviene de la idea del Ciborg donde se fusiona el organismo humano con los mecanismos cibernéticos. Y es que, la idea de crear una inteligencia artificial partiendo de cero, para muchos resulta una tarea casi imposible, en cambio, parece más lógico aprovechar la creación de la naturaleza y trabajar sobre ella. Resulta obvio. ¿Por qué no aprovechar el camino recorrido por la inteligencia humana en lugar de crear una nueva? Son muchos los que piensan así y prefieren trabajar en aras de una inteligencia híbrida donde se combine lo mejor de los humanos con lo mejor de las máquinas y con ello trascender la condición humana y superar sus límites biológicos y con ello el surgimiento de una nueva inteligencia poshumana, a la que nombro como superinteligencia hibrida y la considero como parte de la vision transhumanista

En tercer lugar la que más se aplica actualmente, y la menos divulgada como posible superinteligencia y surge de las redes cada vez más complejas que se irán conformando debido a la relación entre humanos, y entre humanos y maquinas, en la que Internet está jugando un papel importante dada las aplicaciones en el contexto de la Web 2.0 y de la naciente Web 3.0. No se puede ignorar el impacto que está teniendo la Web social y la gran cantidad de conocimiento que se está compartiendo en las Wikis, redes sociales y blogs, que se podrían ir auto organizando por medio de la Web semántica, conduciéndonos a una superestructura tecnológica de la cual emergerá una superinteligencia, como consecuencia de las complejas conexiones lógicas (y no física), que será producto de la cooperación entre humanos y máquinas. Muchos la conocen como cerebro global, prefiero utilizar superinteligencia global, la cual la incluyo dentro de la visión transdisciplinar.

Mientras las tres anteriores están relacionadas con las tecnologías conexas, aquellas que no se fundamentan en las ciencias de la vida, pero que tienen una incidencia importante sobre esta (Nanotecnología, Robótica, Inteligencia Artificial, etc.); en cambio, esta última, surge producto del desarrollo de la biología, ya que cifra sus esperanzas en la ingeniería genética. Aquí se manejan conceptos, muy debatidos en la actualidad, como el de eugenesia negativa o positiva o el de la clonación. En general se aspira al humano mejorado (humano+) por medio de la bioingeniería, la misma, irá conduciendo a la humanidad a una fusión progresiva y menos radical que la hibrida, aquí respetando a Vinge, la defino como superinteligencia biológica y se puede incluir dentro de la visión transhumanista.

Las visiones que sustentan a las superinteligencias

Cuando en los 80s se hablaba de una IA que igualará la inteligencia humana se pensaba en los programas que la hacían funcionar, hoy se piensa en la cantidad, la velocidad, la capacidad y la integración de los dispositivos del hardware. En un futuro, se pensara en los procesos evolutivos que se producen producto de la interacción de las máquinas con el entorno y en la auto organización que se irá alcanzando. Ha sido la singularidad tecnológica la que ha retomado la idea de una inteligencia artificial que iguala y luego supera a los humanos y ante los peligros de una super IA ha surgido un nuevo tema de investigación, el desarrollo de una IA avanzada beneficiosa que responda a los intereses humanos.

Hoy el temor se centra en una inteligencia artificial (IA) capaz de superar a los humanos y los peligros que esto podría conllevar. No obstante los riesgos, cada vez se propaga más, en los jóvenes, la idea de una IA avanzada y parece como si no existieran más alternativas. El problema radica en que la IA se está construyendo desde un pensamiento positivista-cognitivista-reduccionista-mecanicista. Se asume que la única posibilidad de construir una inteligencia artificial es desde la visión tecnologista-racionalista y se ignoran otras visiones.

En el paradigma mecanicista todo está determinado y en el neo mecanicista (al existir la emergencia) ya todo no esta tan definido y no es el programa y su representación en símbolos sino la velocidad, su aceleración y las conexiones que se producen, lo cual lleva a Moravec a pensar que las super IAs se producirán independientemente de los humanos, una vez que el hardware logre igualar o superar al cerebro humano, entonces, las máquinas podrán autoprogramarse y hacerse cada vez más inteligentes.

Estamos ante el surgimiento de la era de las tecnologias, que ha traído como consecuencia la aspiración a construir una inteligencia sobrehumana desde tres grandes visiones: visión racionalista, visión transhumanista y la visión transdisciplinar. La racionalista y la transhumanista forman parte del paradigma mecanicista (y neo-mecanicista). La visión transdisciplinar la defino como parte del paradigma de la complejidad y de las nuevas tendencias que están surgiendo dentro de la IA, principalmente, de las investigaciones de la ciencia de la complejidad y de otras líneas de investigación como la inteligencia colectiva y el cerebro global así como de la cosmovisión de la complejidad.

Visión racionalista se soporta sobre la idea de que es posible construir una superinteligencia superior a la humana, como ya vimos en la singularidad tecnolgica, la misma se va construyendo fuera del contexto humano aunque si, en muchos casos en un contexto virtual o digital (la IA se está construyendo en la nube) en este caso la IA nace y crece en un mundo digital, que al final será el destino de la humanidad (la poshumanidad). Esta es la vision predominante y es defendida por Kurzweil, Moravec, Mimsky, entre otros.

Alternativas a la visión racionalista-tecnologista

  • Vision transhumanista. Ante el surgimiento de una super IA, la mejor opción es mejorar a los humanos por medio de las tecnologias. La fusión entre humanos y tecnologias para convertirse en superhumano capaz de enfrenta a la super IA
  • Vision sostenible o bioconservadora. Tener bajo control la construccion de la que no debe pasar de ser una aplicacion (infraestructura) que se subordina totalmente a los humanos y caso de riesgo se debe prohibir.
  • Visión transdisciplinar (de la complejidad). La IA se integra al entorno humano e interactúa de forma colaborativa con las personas de forma abierta, donde tanto humanos como tecnologías deben mejorarse buscando ser cada vez más inteligentes y sabios.

Siempre he dicho que me inclino por la vision transdisciplinar y las diferentes vias que existe para lograr una inteligencia artificial avanzada siendo mi interes el desarrollo de una inteligencia artificial colaborativa que busca la colaboración entre humanos e inteligencias artificiales y que dada su interacción se vayan haciendo más inteligentes donde la IA se construye de forma abierta y es capaz de aprender de la relación con las personas y en la que ambos no solo superan la inteligencia  humana sino que alcanzan juntos la sabiduria, que tanta falta le hace a la humanidad.

Libro recomendado: Inteligencia artificial, el futuro del hombre

 

Bill Joy y la necesidad de una cosmovision del futuro

Fritjof Capara, el mejor representante de una cosmovisión de la complejidad

“Si pudiéramos ponernos de acuerdo, como especie, sobre lo que queremos, adónde fuimos encaminados, y por qué, entonces podríamos hacer mucho menos peligroso nuestro futuro –entonces podríamos entender a qué podemos y deberíamos negarnos” (Bill Joy).

Si no estamos de acuerdo con el mundo actual, es que de alguna forma tenemos una idea de cómo debería ser (es porque estamos consciente de que algo no funciona bien y que tenemos alguna idea de cómo podría funcionar mejor).Bill Joy en su artículo“Porqué el futuro no nos necesita” de alguna forma nos deja ver su idea de los problemas actuales y hacia dondedeberíamos ir y de alguna manera nos trasmite su cosmovisión sobre el futuro.

Tener una valoración realista del futuro no es fácil o estamos influenciados por las tecnoutopías y su visión tecnocentrista o estamos influidos por la sostenibilidad y su visión ecocentrista. En ambos casos sobrevaloraremos una y descartaremos la otra. Necesitamos de una valoración realista del futuro que nos espera. Aunque todo indica que vamos hacia un futuro poshumano dentro una cosmovisión tecno-liberal.

Las cosmovisiones

 Para Bill Joy: El sueño de la robótica es, primero, que las máquinas inteligentes puedan hacerel trabajo por nosotros, permitiéndonos tener vidas de ocio, devolviéndonos al Edén.Sin embargo, en su historia de estas ideas, Darwing among the Machines, GeorgeDyson [Reading, Addison-Wesley, 1997] advierte: ”En el juego de la vida y la evolución hay tres jugadores en la mesa: seres humanos, naturaleza y máquinas. Estoyfirmemente del lado de la naturaleza. Pero la naturaleza, sospecho, está del lado delas máquinas’.’

Estamos ante la relación humanos – naturaleza – tecnologías. ¿De parte de quien estamos?

Para ello partimos de las cosmovisiones originarias

  • Las leyes de la naturaleza
  • La obediencia a un dios todo poderoso
  • La razón humana como la fuerza motriz

Y llegamos a las cosmovisiones actuales  basada en larelación humanos – naturaleza – tecnologías (se agregan las cosmovisiones mercocentristas y sociocentristas)

  • Humanos (cosmovisión antropocentrista) àcosmovisión mercocentrista (por su carácter individualista) / cosmovisión sociocentrista (por su carácter socialista)

El ser humano no pudo aceptar la responsabilidad de ser el centro del universo y tuvo que apoyarse en alguna fuerza externa que lo apuntalara, en el mercocentrismo en la ley del mercado y el sociocentrismo en el control del estado.

  • Naturaleza (cosmovisión cosmocentrista) àcosmovisión ecocentrista

El ecocentrismo vino en defensa de la naturaleza ante la explotación despiadada de los recursos naturales y el deterioro del planeta debido tanto al mercocentrismo como al sociocentrismo.

  • Tecnologías (cosmovisión teocentrista) àcosmovisión tecnocentrista

Las tecnologías vienen a sustituir la cosmovisión teocentrista de un dios todo poderoso que es el dueño del destino de la humanidad por las tecnologías como las nuevas dueñas del destino humano.

Hoy nuevas cosmovisiones parecen resurgir del antropocentrismo:

  • Eco-antropocentrismo – Desarrollo sostenible
  • Tecno-antropocentrismo – Transhumanismo
  • Neo-antropocentrismo – Cosmovisión de la complejidad

Todo indica que el futuro apuesta por alguna forma de integración entre humanos y tecnologías, sin dudas vamos a la sinergia humanos-tecnologías.

Veamos lo que dice Bill Joy respecto a las cosmovisiones, aunque no las defina como tal.

A lo que Bill Joy dice: “En el despertar de nuestras sociedades, los hombres veían su paso por la Tierrasólo como un laberinto de dolor, al final del cual se erguía una puerta que conducía,a través de la muerte, a la compañía de dioses y a la Eternidad”(cosmovisión teocéntrica).Y agrega: “Con los hebreos ydespués los griegos, algunos hombres se animaron a liberarse de las demandasteológicas y soñar una Ciudad ideal donde la Libertad florecería(cosmovisión antropocéntrica). Otros, percibiendola evolución de la sociedad de mercado, comprendieron que la libertad de algunosconllevaría la alienación de otros, y persiguieron la Igualdad” (cosmovisiones merco-céntricas y socio-céntricas).

De acuerdo a lo que decíamos arriba sobre como las cosmovisiones fueron sucediéndose unas a otras.

“Ciertamente, necesitamos encontrar desafíos consistentes y suficientes camposde libertad en nuestras vidas si vamos a ser felices en lo que sea que nos espera. Pero creo que debemos encontrar vías de escape alternativas para nuestras fuerzas creativas, más allá de la cultura del crecimiento económico perpetuo (cosmovisión mercocentrista); este crecimientoha sido una gran bendición por varios cientos de años, pero no nos ha dado unafelicidad carente de impurezas, y ahora debemos elegir entre perseguir un crecimientoirrestricto y sin dirección a través de la ciencia y la tecnología y los claros peligros que acompañan a esto” (Bill Joy).

Es que el ser humano abandonó el antropocentrismo al carecer de una fuerza interior que lo guiara y al final recurrió a fuerzas externas a las cuales le entregó, nuevamente, el control de su vida: merco-centrismo (la ley del mercado), socio centrismo (control del estado), tecno centrismo (subordinamiento a las tecnologías).

“Esto cristalizó el problema que me producía el sueño de Kurzweil. Un acercamiento tecnológico a la Eternidad –semi-inmortalidad a través de la robótica– quizás nosea la utopía más deseable, y su búsqueda conlleva grandes peligros (cosmovisióntecnocéntrica). Quizás debamosrepensar nuestras elecciones utópicas” (Bill Joy)

Aunque Bill Joy no especificó las cosmovisiones yo las  incluyo entre paréntesis, para su mejor comprensión.

Ahora que: ¿qué alternativas tenemos? (ver “El gran desafío de la humanidad“)

 “Jacques me ayudó a entender cómo estas tres diferentes metas utópicas (cosmovisiónteocéntrica, cosmovisiónantropocéntrica y cosmovisionesmercocéntrica y sociocéntrica) hoycoexisten en tensión en nuestra sociedad. Sigue adelante para describir una cuarta utopía, Fraternidad, cuya base es el altruismo. La Fraternidad en sí asocia la felicidadindividual a la felicidad de los otros, haciéndose cargo de la promesa de autosustentamiento” (Bill Joy) (cosmovisión neo-antropocéntrica).

Escenarios futuros y sus cosmovisiones

1.-Probables. Asumen posiciones más realistas (caráctersocioeconómico o individual)

  • Tecno-liberalismo – Tecno mercocentrismo. Ley del mercado (capitalismo tecnológico)
  • Tecno-democracia – Tecno antropocentrismo. Transhumanismo racional de carácterdemocrático (social democracia tecnológica)
  • Eco-social – Eco sociocentrismo o Eco-antropocentrismo. Desarrollo sostenible (socialismo ecológico).

2.-Utopicos. Asumen posiciones místicas (carácter religioso)

  • Tecnologismo – Tecno centrismo (tecno-religión). Superinteligencias: artificiales, globales, hibridas y biológicas
  • Ecologismo – Ecocentrismo (cosmo-religión)
  • De la complejidad – Neo-antropocentrismo (holismo). Siguiendo a Morin se producirá una metamorfosis de la humanidad.

De seguir el mundo su curso y mantenerse dentro del paradigma actual (mecanicista) los escenarios más probables serán los siguientes.

Escenario tecno-liberal: Todo indica que el escenario más probable es el tecno-liberal,o sea una forma de poscapitalismo de carácter tecnológico donde la ley del mercado lleva a los humanos a ser cada vez más eficientes para tener mayores ganancias, por lo que inevitablemente se inclinaran hacia el transhumanismo (el ideal del superhumano), donde las tecnologías se fusionarán con los humanos en aras de una economía y de un humano eficiente. Las maquinas se irán integrando a la economía capitalista y responderán a los intereses del mercado y según se hagan más inteligente se convertirán en otro competidor.

Escenario eco-social: Su eterno rival el socialismo, un poco para oponerse al capitalismo tecnológico se integraran al ecologismo y asumirá la posición de un socialismo ecológico como su variante principal.Las tecnologías siempre deben estar en función de los intereses humanos y regulados por estos. Deben priorizarse las tecnologías renovables y prohibirse aquellas que representan algún tipo de riesgo (principio de precaución)

Escenario tecno-democracia: Una versión menos radical que las anteriores sería una tecno social democracia, que apostara por un transhumanismo democrático, guiado por la razón donde el ser humano siempre sabe lo que lo conviene (tecno-antropocentrismo) y que los riesgos serán evitados. El humano se irá mejorando por medio de las tecnologías, mejoras moderadas: mejorar la salud, la inteligencia, la belleza, etc.,sin deteriorar el planeta, ni aumentar las desigualdades.

Otros escenarios menos probables, ya que implican un cambio del paradigma actual (lo cual no es imposible), a los que le damos un carácter de utópico.

Escenario tecnologista: Solo las tecnologías nos pueden salvar, las que se convertirán en una superinteligencia: robots y programas, que serán capaces de reconstruir a los humanos y al planeta.

Escenario ecologista, El progreso humano es independiente de las tecnologías, estas más bien lo que hace es alejarlo de su espiritualidad. Las tecnologías deben ser limitadas o prohibidas, el ser humano debe retornar a la religión, a la naturaleza o a una sociedad más simple y abandonar su modo de vida actual consumista, hedonista e irresponsable (ecocentrismo).

Escenario de la complejidad: La cosmovisión de la complejidad, es la única cosmovisión que tiene una visión transdisciplinar en la que cada enfoque es independiente y ha sido desarrollado por especialistas de diferentes ramas, pero desde una misma cosmovisión (la complejidad). Su fuerza radica en la interrelación entre sus diferentes enfoques, en su diversidad y su profunda comprensión de los problemas contemporáneos y de la solución específica a los problemas desde una cosmovisión integral (sistémica) que mantiene en constante interacción entre los diferentes enfoques.

Bill Joy habla de repensar nuestras elecciones utópicas y la alternativa que tenemos de una nueva utopía basada en la fraternidad y el altruismo (y no en la razón como sucedió con el antropocentrismo), estamos pensando en un nuevo antropocentrismo (cosmovisión de la complejidad) que nos lleve a la colaboración en lugar de a la competencia y el control actual, que permite el desarrollo de los verdaderos valores humanos que deje atrás al individualismo y al racionalismo (paradigma mecanicista) y que nos lleve a una nueva forma de pensar, de ver al mundo y vernos a nosotros mismos.

Los críticos de Bill Joy se concentran en las cosas a las que él se opone y lo tildan de neo-ludita en lugar de analizar las alternativas que ofrece como cosmovisión, y no se dan cuenta de que se está construyendo una cosmovisión compartida, hoy una utopía pero mientras más personas crean en ella ira dejando de ser una utopía. Se hace necesario sentar las bases de esa nueva utopía, En lugar de buscar diferencias y contradicciones debemos buscar los puntos que nos unen y no integran en la búsqueda de soluciones. Tenemos que desarrollar una nueva cosmovisiónque se sustente en el paradigma de la complejidad, de alcance transdisciplinar; que permita desarrollar no solo las facultades físicas (tangibles) sino también las facultades ocultas en lo más profundo del SER. Sin dudas es una utopía y solo una inquebrantable fe en el potencial humano, en su grandeza espiritual y en un fuerte compromiso consigo mismo como especie en evolución, podrá lograr que sigamos existiendo y progresando como seres humanos.

 

 

Desarrollo de una inteligencia sobrehumana desde una visión transdisciplinar (2)

Francis-Ks

Francis Heylighen, pionero en el desarrollo de una superinteligencia global

“¿Estamos tomando la inteligencia artificial suficientemente en serio?” Stephen Hawking

Hoy el temor se centra en una inteligencia artificial (IA) capaz de superar a los humanos y los peligros que esto podría conllevar. No obstante los riesgos, cada vez se propaga más, en los jóvenes,  la idea de una IA avanzada y parece como si no existieran más alternativas. El problema radica en que la IA se está construyendo desde un pensamiento positivista-cognitivista-reduccionista-mecanicista.

Cuando en los 80s se hablaba de una IA que igualara la inteligencia humana se pensaba en los programas que la hacían funcionar, hoy se piensa en la cantidad, la velocidad, la capacidad y la integración de los dispositivos del hardware. En un futuro, se pensara en los procesos evolutivos que se producen producto de la interacción de las máquinas con el entorno y en la auto organización que se irá alcanzando.

Ha sido la singularidad tecnológica la que  ha retomado la idea de una inteligencia artificial que iguala y luego supera a los humanos y ante los peligros de una super IA ha surgido un nuevo tema de investigación, el desarrollo de una IA avanzada beneficiosa que responda a los intereses humanos.

Su impacto esta en el surgimiento de una super IA lo cual ha venido a revolucionar las ideas sobre la IA. Trajo como consecuencia la fiebre del peligro de una super IA

La super IA

  • Producto de la velocidad del hardware
  • Una vez que la super IA supere la velocidad del cerebro (ley de Moore) su aceleración será inevitable (singularidad tecnológica)
  • Emergerá una inteligencia superior a la humana

Clasificación de la IA

  1. IA clásica o simbolista. Programas (heurística)
  2. IA estrecha. Sistemas expertos (aplicación)
  3. IA emergente o conexionista. Super IA (aceleración del hardware). Redes neuronales. Era actual
  4. IA general. Retorno a la IA clásica (ciencia cognitiva)
  5. IA evolucionista. Ciencias de la complejidad (transdisciplinar). Próxima era

IA clásica, una IA basada en programas

IA estrecha ante el fracaso de la IA clásica, la IA abandona sus grandes objetivos y se dedica a objetivos más modestos como los sistemas expertos (IA estrecha)

IA emergente. Una IA basada en la velocidad en la mejora de sus componentes. Se basa en programas que aprovechan la velocidad del hardware (más y mejores dispositivos). Donde los programas se van ajustando a las capacidades de los dispositivos.

IA evolutiva parte de la interacción con el entorno y de la auto-organización que se produce

La era de las tecnologías

La era de las tecnologías, ha traído como consecuencia la aspiración a construir una inteligencia sobrehumana desde tres grandes visiones: visión racionalista, visión transhumanista y la visión transdisciplinar. La racionalista y la transhumanista ya habían sido definidas antes y forman parte del paradigma mecanicista (y neo-mecanicista). La visión transdisciplinar la defino como parte del paradigma de la complejidad y de las nuevas tendencias que están surgiendo dentro de la IA, principalmente, de las investigaciones de la ciencia de la complejidad y de otras líneas de investigación como la inteligencia colectiva y el cerebro global así como de la cosmovisión de la complejidad. Aquí vamos a concentrarnos en la visión transdisciplinar como alternativa a la visión racionalista.

En el paradigma mecanicista todo está determinado y en el neo mecanicista (al existir la emergencia) ya todo no esta tan definido y no es el programa y su representación en símbolos sino la velocidad, su aceleración y las conexiones que se producen, lo cual lleva a Moravec a pensar que las super IAs se producirán independientemente de los humanos, una vez que el hardware logre igualar o superar al cerebro humano, entonces, las máquinas podrán autoprogramarse y hacerse cada vez más inteligentes.

 Orientación de las investigaciones en IA

  • Sociales: centrado en los impactos sociales de la IA
  • Economicista: centrado en el crecimiento del mercado potenciado por la IA
  • Intelectualista: centrado en el reto intelectual de construir una IA
  • Colaboracionista: centrado en la colaboración y en el software libre

Desarrollo de una inteligencia superior al humano

 Existen tres vías para su desarrollo

  1. IA avanzada (visión racionalista)
  2. Ampliación de la inteligencia por conexión directa (visión transhumanista)
  3. Ampliación de la inteligencia por conexión (interacción) en red (visión transdisciplinar)

 Las visiones o las posiciones que se asumen ante el desarrollo de una inteligencia superior a la del humano.

En el artículo anterior habíamos agrupado por las líneas cosmovisivas, investigativas y de desarrollo, ahora vamos a agrupar por las visiones

Visión racionalista (Inteligencia artificial): construcción de una inteligencia basada en programas (metáfora del computador)

Visión transhumanista: la conexión de dispositivos en el cuerpo (cerebro) humano.

Visión transdisciplinar: la interacción entre la inteligencia humana y la artificial (inteligencia colectiva)

La visión es la agrupación de las líneas de investigación y desarrollo para la creación de una inteligencia superior al humano. Son las vías para construir una inteligencia sobrehumana donde cada vía para su desarrollo integral cuenta con diferentes enfoques y cada una tiene sus líneas de investigación y su propio propósito  (su forma de lograr la inteligencia superior) y a ese propósito le llamamos visión y cada una de ella lleva a la creación de una forma de inteligencia sobrehumana.

La clasificación en las visiones pretendo agrupar las diferentes líneas de investigación y su desarrollo hacia un propósito. Las llamo visiones ya que se necesita cierta fe o creencia en las ideas que se expresan en la visión correspondiente, podemos decir de un cierto compromiso o aceptación consensual de sus propuestas y asumirlas como reales (como una realidad que se puede crear).

Paradigma neo-mecanicista

1.-Vision racionalista (cosmovisión tecnologista / tecnocentrista). Líneas de desarrollo: religiosas, cosmovisivas, científicas y aplicadas 

  • Super Inteligencia Artificial (tecnoutopía)
  • IA avanzada beneficiosa / IA avanzada privativa (cosmovisión)
  • Ciencias cognitivas (paradigma científico)
  • Centros de investigación / Transnacionales (aplicaciones)

Línea trascendente: Tecnoutopia, tiene un carácter religioso inspirado en el cristianismo, alcanzar el paraíso en la tierra por medio de las tecnologías (carácter intelectual)

  • Super Inteligencia Artificial (Posthumano): Acelera las tecnologías inteligentes. Singularidad tecnológica (cosmovisión tecnocentrista). Construcción de un prototipo inicial que por medio del aprendizaje automático es capaz de autoprogramarse y que da lugar al inicio de la singularidad. Enfoque analítico-reduccionista. La super IA surge a partir de un punto (emergencia) de forma abrupta (aceleración) sin la participación de los humanos. En sus inicios se construye  en un laboratorio, luego escapa al control humano.

Podemos decir que la línea trascendente es la parte mística de cada visión, la aspiración de trascender las limitaciones humanas aquí el ideal es recargar la mente en un soporte digital, llámese nube, matriz, red, mundo virtual, etc. Donde la mente pueda desarrollarse infinitamente.

Línea cosmovisiva: Construir una IA avanzada tiene un carácter cosmovisivo pero orientado a los problemas sociales, como reacción a los peligros de una Super IA (caracter social)

  • IA avanzada beneficiosa: Alineada con los intereses humanos. Cosmovisión tecno-democrática (centros patrocinados)
  • IA avanzada privativa: Orientada al mercado (imperativo económico) – Cosmovisión tecno-liberal (transnacionales)

Construir una IA avanzada robusta y beneficiosa, se ha convertido en el tema principal de los centros de investigación. Es el ideal de casi todas las cosmovisiones que por medio de las tecnologías buscan mejorar a la sociedad y a los individuos.

Línea científica: Construir una IA avanzada, son las investigaciones para el desarrollo de inteligencia artificial como parte de las ciencias cognitivas, retorno a la IA clásica (Intelectual)

  • IA general (IA fuerte)

Según sus creadores la IA general tiene las siguientes características

  • Hace hincapié en el carácter del uso general de la inteligencia
  • Asume un punto de vista holístico o integral de la inteligenciaCree que ha llegado el tiempo par
  • a construir una IA que sea comparable a la inteligencia humana.

Hasta el momento, las principales técnicas utilizadas en proyectos IA general incluyen las técnicas de la IA clásica:
• Lógica matemática
• Teoría de la probabilidad (tratamiento de la incertidumbre)
• Sistema de producción (estrategias para las reglas)
• Base de conocimientos (representación del conocimiento)
• Algoritmos de aprendizaje (ahora se ha puesto de moda el aprendizaje profundo)
• Robótica (sistemas de planificación)
• Redes neuronales
• Computación evolutiva (algoritmos genéticos)
• Sistema multi-agente (agentes inteligentes)

Línea aplicada: Construir una IA avanzada con fines productivos (IA estrecha)

  • IA aplicada (sistemas expertos). IA estrecha
  • IA comercial (producto). IA como producto que se comercializa – Ingeniería informática orientada al mercado (empresas privadas)
  • IA para el bien. IA para lograr el mayor beneficio a nivel social – Ingeniería informática orientada a la sociedad (centros financiados)

Observen como en cada visión, que veremos,  se van a repetir estas mismas líneas

2.-Vision transhumanista. Tecnologías para mejorar al individuo. Fusión entre humanos y tecnologías. Ampliación de la inteligencia (superhumanos) 

  • Super Inteligencia Hibrida / Super Inteligencia Biológica (tecnoutopia)
  • Transhumanismo liberal / Transhumanismo democratico (cosmovision)
  • Ciencia de las tecnologías convergentes: nanotecnología, biotecnologías, infortecnología y cognotecnología (paradigma científico)
  • Aplicaciones para el mejoramiento por medios tecnológicos (aplicaciones)

Aquí nos saltaremos los detalles de la visión transhumanista ya que nuestro interés, en este articulo,  es la construcción de una  inteligencia artificial, parasemos a la visión transdisciplinar como parte del nuevo paradigma de la complejidad

Paradigma de la complejidad

3.-Visión transdisciplinar. Interacción entre humanos y tecnologías. Se produce la conexión, en red, entre humanos y tecnologías como un sistema abierto al entorno capaz de evolucionar. Va surgiendo de forma paulatina, hasta que surge una Super Inteligencia Global con la participación de los humanos pero de alguna forma antes fue concebida a nivel de laboratorio  

  • Cerebro global. Superorganismo global (tecnoutopia)
  • Inteligencia colectiva (supermente) / Enfoque sistémico-cibernético. Cosmovisión de la complejidad
  • Ciencia de la complejidad
  • Sotfware libre (comunidades virtuales)

Linea trascendente: Tecnoutopía de corte religioso inspirado en el cristianismo (Intelectual)

  • Super Inteligencia Global (cerebro global): Acelerar la conexión en red entre humanos y tecnologías. Singularidad distribuida. Enfoque sistémico-cibernético (cosmovisión tecnocentrista). Tecnoutopía que sigue el ideal del cristianismo de lograr la omisciencia, la omnipresencia, la omnipotencia,…  (ver Bibliograf’ia). 

Línea cosmovisiva: Cosmovisión para integrarse al progreso tecnológico bajo la influencia de la superinteligencia global ya sea como forma de aplicacion o como alternativa (Social)

  • Inteligencia colectiva (Supermente). Malone. Centros de investigación como creadores del proceso.
  • IA avanzada colaborativa: Enfoque sistémico-cibernético (cosmovisión de la complejidad). Construcción de una IA abierta desde el software libre. Sociedad civil cada vez más participativa.

Línea científica: Paradigma de la ciencia para integrarse al progreso desde la complejidad (Intelectual)

  • IA evolutiva. Investigación y desarrollo de sistemas complejos desde el paradigma científico de la complejidad. Ciencias de la complejidad y computación bio-inspirada: vida artificial, sistemas evolutivos, inteligencia de enjambres, computación inmune àMETAHEURISTICAS (ver Bibliograf’ia)

Técnicas utilizadas en las investigaciones relacionadas con la IA

  • Redes neuronales
  • Robótica inteligente
  • Algoritmos genéticos
  • Inteligencia de enjambre
  • Modelación basada en agentes

Línea aplicada: Aplicaciones de las investigaciones de los temas anteriores

  • Aplicaciones de la inteligencia colectiva
  • IA abierta, aplicaciones colaborativas (comunitarias del software libre). Construcción de una plataforma en red abierta y colaborativa entre personas e IAs que permitan la interacción de conocimiento y surgimiento de nuevos conocimientos.
  • Web semántica,
  • Wikipedia, medios sociales de comunicación, etc.
  • Colaboratium (la inteligencia colectiva aplicada al cambio climático)

4.-Vision ecologista. Controlar o prohibir la inteligencia artificial

  • Ecología profunda. Asume posiciones bioluditas y propone prohibir todas las tecnologías riesgosas (tecnoutopía ecocentrista)
  • Desarrollo sostenible. Asume posiciones bioconservadoras y parte del principio de precaución y de tener a las tecnologías bajo control (cosmovisión eco-social)
  • Ciencias de la ecología (Paradigma científico de la sostenibilidad)
  • Aplicación de tecnologías sostenibles (Aplicaciones)

Tampoco es de interés para la construcción de una IA avanzada.

Comparación entre la cibernética y la inteligencia artificial 

Los sistemas que procesan información, da lo mismo que sean datos, información o conocimientos, en el fondo son una representación de símbolos que son procesados por una computadora donde la información  debe ser introducida manualmente. Los sistemas artificiales actuales, se caracterizan por manipular símbolos (paradigma simbolista) y son cerrados, la información se la suministran los especialistas, no tienen contacto con el medio exterior. Los sistemas autónomos son aquellos que se integran a un entorno digital (artificial), el concepto de IA autista. Los sistemas autónomos deben ser capaces de aprender y de interactuar con el entorno.

La IA nació dentro de las características de los sistemas cerrados (autista), para lograr una IA avanzada deben ser abiertos al entorno digital (artificial), pero, aún, se sigue hablando de una IA avanzada que depende de los humanos como suministradores de información. Por  otra parte se ignora la interacción entre personas y sistemas autónomos ya que se considera a los sistemas autónomos como entidades independientes que se desarrollan desde y por sí mismo (Moravec). Hay que tener en cuenta que la IA avanzada solo es posible en interacción con los humanos (que aprendan juntos) dentro de un entorno común, donde se integren en un sistema (metasistema) de forma equilibrada, lo natural con lo artificial (digital).

La inteligencia artificial (IA), reduce el proceso del pensamiento al procesamiento de la información que se lleva a cabo de forma aislada en el interior de una computadora. Por otra parte la IA nace dentro del pensamiento positivista, mecanicista y reduccionista desde este enfoque solo cabe pensar en una IA que será cada vez más inteligente dado su crecimiento lineal (retroalimentación positiva): más memoria, más capacidad de procesamiento, más velocidad de cálculo, etc.) de ahí  el temor de muchos pensadores que ven como solución que la programación de la IA alineada a los intereses humanos

  • La cibernética, como investigación en sus inicios se basó en la construcción de máquinas autónomas que permitieran la comprensión estructural y funcional de los sistemas vivientes, buscando analogías entre los sistemas vivos y los sistemas artificiales.
  • La inteligencia artificial,  critico el enfoque cibernético de la búsqueda de analogías y quiso crear una ciencia en si misma basada en la construcción de programas de computación que emularan la inteligencia humana, lo cual llevo a reducir los procesos del pensamiento en complejos algoritmos que podían ser computarizados (metáfora del computador)

Actualmente se asume como línea de desarrollo la construcción de la IA desde una visión racionalista, la cual se ve como algo inevitable. La IA será construida por las transnacionales debido a la competencia, sino lo haces otro lo hará (los militares, gobiernos autoritarios, terroristas, etc. El problema es el surgimiento de una IA que podría salirse de control. Elon Musk al principio propuso una IA abierta (Open AI) pero ante los peligros de que pueda ser usada por terroristas ha terminado abrazando la causa transhumanista con su proyecto Neural link.

Enfoque cibernético 

Enfoque sistémico-cibernético, lograr que la sinergia humanos-tecnologías se integren como un sistema que tiende al mismo propósito (sistema auto-organizado). Los humanos y las máquinas que en su interacción van conformando un sistema que se auto-organiza.

Wiener ve a las máquinas interactuando con el entorno natural, abiertas y en interacción con los humanos  y que podrían ir evolucionando desde máquinas más simples a más complejas, en lugar del hombre introducirse en las máquinas y hacerse cada vez más digital (artificial).Wiener tiene una idea clara entre humanos y  máquinas y dice: “Cuando comparo el organismo vivo con… una máquina, de ningún modo quiero decir que los procesos físicos, químicos y espirituales de la vida tal y como los conocemos comúnmente sean los mismo que los de las máquinas imitadoras de vida”

Para los cibernéticos, en los cerebros reales no existen reglas, no hay un procesador central y la información no se almacena localmente. Los cerebros parecen operar sobre la base de la conectividad masiva, almacenando la información distributivamente y manifestando una capacidad autoorganizadora imposible de hallar en la computadora.

Para la cibernética la complejidad es vista como la evolución o el cambio de los sistemas artificiales (máquinas autónomas) y su interacción (simbiosis) con los sistemas vivos, sería introducir a las máquinas en el entorno humano y convertirla  cada vez más humanas.

Comparación entre las tecnoutopías (líneas de desarrollo de carácter trascendente o religioso) 

Superinteligencia artificial. Singularidad tecnológica donde las máquinas por sí mismas se hacen cada vez más inteligentes (IA aislada). Es consecuencia del desarrollo de la IA emergente (donde aparecen dos nuevos conceptos: la emergencia y el conexionismo), del crecimiento acelerado de las tecnologías y su capacidad de autoaprendizaje y de autoconstrucción. Máquinas más inteligentes debido a la aceleración tecnológica (retroalimentación positiva) hasta superar a los humanos y llegar a ser inmortal (alma digital). El objeto sustituye al sujeto. La máquina como un mecanismo separado de los humanos y dentro de un entorno digital. Las tecnologías van a transformar al entorno natural, a la sociedad y al individuo y ante los riesgos de que puedan estar fuera de control  deberán ser programadas para que estén alineadas con los intereses humanos. Para la comprensión de la mente humana parte fundamentalmente de las ideas de Kurzweil.

Superinteligencia global. Singularidad distribuida donde la conexión en red entre las personas y las máquinas los hace cada vez más inteligentes. (IA en red). La aceleración proviene de tecnologías más inteligentes, más veloces, más memoria, más conexiones, etc. Existirán personas (o estados) más omnisciente que otras. El crecimiento acelerado de las tecnologías de la información y su capacidad de interactuar en red y de construir nuevas conexiones (cerebro global). Conexión en red humanos-máquinas que alcanzan una superinteligencia (se produce una sinergia sujeto-objeto en la que se pierde el sujeto y da lugar a una supraconciencia en red, superorganismo global. Cada vez más conexiones entre humanos y maquinas donde se produce una fusión tecnológica entre el individuo y la sociedad de alcance global. Para la comprensión de la mente humana parte de las ideas de Heylighen

Ciborg: fusión entre la parte orgánica (humano) y entre la parte cibernética (robot) donde el sujeto se mezcla con el objeto dando lugar a un hibrido (transhumano) con capacidades super humanas (Superinteligencia hibrida). Transhumano, fusión entre órganos y componentes cibernéticos cada vez más potentes. Para la comprensión de la mente parte de las ideas de los transhumanista en particular de Bostrom 

IA avanzada colaborativa. Una vez que se supera la inteligencia humana, será capaz de autoaprender (perfeccionarse) cada vez a más velocidad, autoaprender significa aprender y adquirir nuevos conocimientos, por una parte y por la otra desarrollar programas abiertos (software libre) en interacción con los humanos y las IAs libres que se autoprograman de forma abierta donde las IAs funcionarán  bajo el código abierto. Se produce una sinergia en la que el sujeto no pierde su condición humana y surge una nueva mentalidad. Ectosimbiosis mutual que busca el equilibrio del sistema como un todo y sigue el principio de la recursividad (retroalimentación negativa). La máquina como un mecanismo en interacción con los humanos y con el entorno natural. Máquinas (autónomas) que como sistemas artificiales se desarrollarán en interacción (colaboración) y en equilibrio con los humanos y tendrán como finalidad un mismo propósito general (cosmovisión de la complejidad). La sinergia tecnológica entre una nueva mentalidad y la sociedad sin que se pierda la esencia de la relación inviduo-entorno. Tiene un carácter místico, pero está más cerca del ideal de crecimiento  espiritual del budismo. Para la comprensión de la mente parte fundamentalmente de las ideas de Bateson, Capra, Maturana  y Varela.

Me inclino por la última tecnoutopía,  la construcción de una IA colectiva, que su fin sea la ampliación de la sabiduría humana y que se oriente hacia la construcción entre humanos (sin excepciones) y máquinas, desde una estructura social colaborativa, donde los actores sociales sean liderados por una comunidad de destino, conformada por la sociedad civil,  organizaciones no gubernamentales y centros de investigación no comprometidos con las elites de poder.

Explosión de inteligencia o explosión de aprendizaje

En Riesgos y beneficios de la inteligencia artificial, decía lo siguiente:

El aprendizaje de la máquina en el mundo real (que no es lo mismo que en un laboratorio), hasta hoy, no permite que se puedan programar todos los conocimientos (ir construyendo manualmente una base de conocimientos sobre el mundo real) la experiencia ha llevado a que la máquina debe ser capaz de aprender por sí misma. Lo cual nos lleva a que pueda construir programas cada vez más inteligentes a la vez que va construyéndose a sí misma. Aquí hay un problema, se supone que en estos programas, la máquina le transfiera su experiencia a la nueva máquina, por tanto el acto de autoprogramarse es una acción que requiere de un aprendizaje que se va a trasmitir por la elaboración de códigos de programas que serán incluidos en la nueva máquina (al igual que los humanos requieren de un aprendizaje que debe ser asimilado)

Por tanto, cuando se habla de máquinas más inteligentes se refieren a una máquina que construye otra más potente: más capacidad de memoria, más velocidad de cálculo y se ignora la necesidad de un aprendizaje y de una experiencia adquirida en la práctica.
Entonces, la máquina al igual que los humanos estará sometida a un proceso de aprendizaje, de una experiencia y de una especialización en ciertas actividades. O sea, estamos hablando de acelerar el aprendizaje. Por eso en lugar de una explosión de inteligencia que se refiere a máquinas que construyen máquinas cada vez más potente, prefiero hablar de una explosión de aprendizaje donde las máquinas tendrán que ser capaces de aprender y a su vez de construir máquinas capaces de aprender más y mejor. Y en este caso, están tanto los humanos como las máquinas, ambos tienen que aprender a aprender.

Siguiendo con el aprendizaje, las máquinas tendrán que aprender del mundo real, de los textos, de la experiencia humana, de las instituciones educativas humanas. Entonces, ¿cómo se harán más inteligentes que los humanos? Su potente hardware necesitará de una fuente de conocimientos que los humanos no podrán darle (dado sus lentos cerebros) y podría suceder que vieran a los humanos como un obstáculo para su crecimiento. ¿Qué pasaría si dotáramos a un tigre de una superinteligencia, primero se convertiría en el depredador más eficiente que jamás haya existido y después consideraría a la raza humana un peligro y, sin dudas, la destruiría.

Y es que las máquinas y los humanos deben aprender juntos (enfoque sistémico, ambos deben hacerse cada vez más inteligentes y sabios) e ir acelerando el aprendizaje y con ello las fuentes de conocimientos, las instituciones educativas, los medios de aprendizaje, en general se debe transformar la cultura actual, exclusivamente humana, por una producto de la colaboración entre humanos y máquinas, estamos hablando de una inteligencia avanzada colectiva que surgirá producto de la interacción entre humanos y máquinas. De una parte tendremos máquinas mejores dotadas, que se irán construyendo y, de la otra, niños que irán creciendo también mejores dotados (dentro de una ectosimbiosis mutual como base de una evolución trascendente) y que, ambos, estarán comprometidos a una educación cada vez más avanzada (aceleración del aprendizaje). Por supuesto que este super-optimismo parece más bien una utopía, pero se está convirtiendo en una esperanza en un mundo carente de grandes ideales y donde el consumismo y el TENER (en lugar del SER) se han convertido en la primera premisa de la humanidad.

El problema no está en construir una super IA capaz de responder a criterios definidos sino que esta vaya creciendo, formándose, junto a los humanos y que tanto la IA como los humanos vayan aprendiendo a trabajar de forma colaborativa, por lo que el algoritmo base de esta IA debe ser: la colaboración, la solidaridad, la empatía con los humanos y no las restricciones que hay que tener en cuenta. Para ello se necesita de una nueva relación entre humanos, una relación profunda, en lugar de las relaciones superficiales actuales, que a su vez conduzca a una nueva relación entre humanos y tecnologías. Por lo que desde hoy tendremos que aprender a relacionarnos como humanos para luego saber cómo relacionarnos con la super inteligencia artificial

Esto lleva a profundos cambios y a una nueva educación que priorice la necesidad de aprender a manejarse con las tecnologías que están emergiendo y la sabiduría que debemos alcanzar, ya que el problema no es construir una IA amigable  sino enseñar a la IA a que se amigable, pero primero tenemos nosotros que aprender a ser amigables y a perseguir intereses altruistas y solidarios. Se necesita de un nuevo enfoque que mas que construir una inteligencia artificial persiga amplificar la inteligencia humana y no solo la inteligencia sino también nuestros propios valores, aquellos de los que todos vivimos orgullosos.

Estamos ante la necesidad de una colaboración transdiciplinar de aceptar la simbiosis humano tecnología (dimensión tecno-bio-psico-social) desde un enfoque sistémico-cibernético que incluya un cambio de mentalidad hacia nuestra fuerza interior; transformación de la estructura social competitiva hacia una colaborativa, la protección del planeta y el surgimiento de una superestructura tecnológica sostenible. Donde se defienda la conservación de la condición humana desde la interacción entre humanos y tecnologías que aprenden el uno del otro y donde se vayan construyendo nuevos conocimientos que nos convierta en humanos más plenos, más sabios y en los forjadores de  nuestro destino.

 

Bibliografía (Grupo Facebook Enfoque sistémico-cibernético

Maldonado, Carlos E y Gómez, Nelson A. “El mundo de las ciencias de la complejidad”

Heylighen, Francis. “Regreso al Eden. Promesas y peligros en el camino a una inteligencia artificial”