Lección 1: Paradigmas y cosmovisiones. Problemas contemporáneos

Definición de paradigma

 Para la definición de paradigma utilizaremos a dos pensadores de la complejidad, Delgado más afín con el pensamiento complejo y Capra con el pensamiento sistémico. Carlos Delgado define el paradigma como una investigación histórica profunda de una especialidad dada, en un momento dado, revela un conjunto de ilustraciones recurrentes y casi normalizadas de diversas teorías en sus aplicaciones conceptuales, instrumentales y de observación. Para Capra, las limitaciones civilizatorias actuales están generando un “cambio de paradigma”, entendiendo por paradigma la mentalidad, conceptos y sistemas de valores que forman parte de una visión particular de la realidad.

 La idea central del concepto de paradigma es el cambio de paradigma

 Los investigadores sociales han adoptado la frase de Kuhn (cambio de paradigma) para remarcar un cambio en la forma en que una determinada sociedad organiza e interpreta la realidad. Un “paradigma dominante” se refiere a los valores o sistemas de pensamiento en una sociedad estable, en un momento determinado. Los paradigmas dominantes son compartidos por el trasfondo cultural de la comunidad y por el contexto histórico del momento. La palabra paradigma es también utilizada para indicar un patrón o modelo.

Carlos Delgado se refiere al cambio de paradigma cuando dice: el paradigma sobre todo, está marcado regularmente por debates frecuentes y profundos sobre métodos, problemas y normas de soluciones aceptables, aun cuando esas discusiones sirven más para formar escuelas que para producir acuerdos.

Podemos concluir que el paradigma: es un modelo o patrón en cualquier disciplina científica u otro contexto epistemológico.

Definición de cosmovisión

Veamos la definición, resumida, de cosmovisión dada por algunos autores

Cosmovisión o “visión del mundo” o en la forma original alemana Weltanschauung  (*) es el conjunto del conocimiento de la realidad de cada persona, sociedad o cultura que le permite saber evaluar y reconocer los diferentes aspectos que conforman la imagen o figura general de una época determinada, a partir del cual se interpreta la naturaleza y todo lo que existe. Suele estar compuesta por determinadas percepciones, conceptualizaciones y valoraciones sobre dicho entorno.

Las cosmovisiones son el conjunto de opiniones y creencias que conforman la imagen o concepto general del mundo que tiene una persona, época o cultura, a partir del cual interpreta su propia naturaleza y la de todo lo existente. Una cosmovisión define nociones comunes que se aplican a todos los campos de la vida, desde la política, la economía o la ciencia hasta la religión, la moral o la filosofía.

(*) Es una expresión introducida por el filósofo Wilhelm Dilthey en su obra Einleitung in die Geisteswissenschaften (“Introducción a las Ciencias Humanas”, en 1914)”.

Relación entre paradigma y cosmovisión

 Para comprender el alcance de un paradigma y de una cosmovisión es necesario revisar las interpretaciones sobre la relación entre ambos. En la construcción de ideas, primero están los axiomas (verdades absolutas) y luego los paradigmas, que no son tan indestructibles como los axiomas, pero que sin embargo son ideas SOLIDAS sobre las que se construye una cosmovisión o una filosofía.

Probablemente el uso más común de paradigma, implique el concepto de “cosmovisión” Por ejemplo, en ciencias sociales, el término se usa para describir el conjunto de experiencias, creencias y valores que afectan la forma en que un individuo percibe la realidad y la forma en que responde a esa percepción. Debe tenerse en cuenta que el mundo también es comprendido por el paradigma, por ello es necesario que el significado de paradigma es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

El concepto de paradigma y cosmovisión se confunden en su uso, parece como si el concepto de paradigma no hubiera duda en su uso para las tecnociencias y el de cosmovisión para las ciencias sociales.

Una cosmovisión no sería una teoría particular acerca del funcionamiento de alguna entidad particular, sino una serie de principios comunes que inspirarían teorías o modelos a todos los niveles: una idea de la estructura del mundo, que crea el marco o paradigma para las restantes ideas. De este modo, puede pertenecer al ámbito de la filosofía. Sin embargo, una cosmovisión no es una elaboración filosófica explícita ni depende de una; puede ser más o menos rigurosa, acabada o intelectualmente coherente.

Algunos pensadores asumen que la cosmovisión surge dentro del paradigma y plantean como la cosmovisión es capaz, a su vez, de crear el paradigma, ya que existe una interacción entre paradigma y cosmovisión donde esta última desde su interpretación del mundo (su accionar en él) es capaz de producir la transformación de paradigma.

Ahora combinando la cosmovisión con paradigma, tendríamos que la cosmovisión se fundamenta en los principios, teorías y modelos que conforman un paradigma, lo que permite a la cosmovisión construir sus opiniones y creencias sobre el mundo.

Componentes de las cosmovisiones. Comparación entre las diferentes cosmovisiones

La necesidad de una cosmovisión

El investigador Arthur Holmes asevera que la necesidad e importancia de la cosmovisión se encuentra en la necesidad de unificar el pensamiento y la vida; la necesidad de definir la vida buena y encontrar esperanza y sentido en la vida; la necesidad de guiar el pensamiento; la necesidad de guiar la acción y la más im­portante la necesidad de ayudarnos a manejar una cultura cada vez más diversi­ficada. A este punto de vista habría que añadirle que la cosmovisión proporciona, al ser humano, los componentes vitales para orientarle en el terreno intelectual, filosófico, científico, cultural, espiritual, etc.

Componentes de la cosmovisión

En opinión del filósofo Wilhelm Dilthey, la cosmovisión integra tres componentes: Imágenes del mundo, valoraciones de la vida y orientaciones de la voluntad.

  1. Las imágenes del mundo son construidas por la colectividad ésta hace referen­cia a las nociones comunes y el comportamiento sentimental respecto de qué es y cómo la colectividad debe relacionarse con la naturaleza, con las cosas, las per­sonas y los dioses. Se trata entonces de una imagen aprehendida afectivamente que da sentido a los ideales.
  2. Las valoraciones de la vida se refieren a las creencias en principios que dan sentido de ubicación a los actores culturales, definiendo sus intenciones, anhelos, tendencias y pautas de estimación, agrado, displacer, valoración o desaprobación de las conductas propias y ajenas.
  3. Las orientaciones de la voluntad connotan las tendencias y normas que forman, restringen y proyectan la vida psíquica de los grupos en tanto son asimiladas por el individuo. Se trata de las manifestaciones de placer sancionadas y válidas socialmente que autorizan al sujeto a proyectar su vida psíquica, efectuando ac­ciones y emitiendo juicios de valor sobre los otros.

Cosmovisión, que como se dijo es un conjunto de presuposiciones o pre­misas que se sostienen consciente o inconscientemente acerca de la cons­titución básica del mundo. Dicha cosmovisión se desarrollará no sólo en el individuo, sino también a nivel grupal.

Cosmovisiones, desde la antigüedad a la modernidad

Cosmovisiones

  1. Cosmocentrismo – Edad antigua (esclavismo)
  2. Teocentrismo – Edad media (feudalismo)
  3. Antoprocentrismo – Edad moderna (surgimiento del capitalismo)
  4. Mercocentrismo – Edad moderna (capitalismo)
  5. Ecocentrismo (regreso al cosmocentrismo) – Edad moderna
  6. Tecnocentrismo – Edad postmoderna (era de las tecnologías)

Cosmocentrismo

Sistema cosmológico: Geocéntrico. Concepción mítica. Representada por: Aristóteles, Hiparco y Ptolomeo.

Se utiliza para hacer referencia a la relación de dependencia entre el hombre y la naturaleza, en este periodo el Hombre es parte del cosmos, dotado de razón con diferencia entre alma y cuerpo. donde el ser humano adoraba a la naturaleza y le daba un carácter sagrado, a los animales, a la lluvia, al agua, etc. (fuerzas externas)

Teocentrismo

Dios es la verdad. La verdad ha sido revelada. Papel intermediario de la Iglesia y de la Teología entre Dios y los hombres. Principio de autoridad. Condena y muerte en la hoguera de Miguel Servet. San Agustín, San Alberto Magno, Santo Tomas de Aquino. Crisis de lo medieval y transición: Copérnico y Giordano Bruno.

Es la doctrina según la cual Dios es el centro del Universo, todo fue creado por Él, es dirigido por Él y no existe ninguna razón más que el deseo de Dios sobre la voluntad humana, con excepción del libre albedrío y la libertad dada a los hombres para escoger o no sus caminos. El teocentrismo abarca todo lo que existe, incluso la razón científica, ya que todo lo explica por la voluntad divina y mística de Dios. Fue la corriente que predominó en la Edad Media y que más tarde se convirtió en antropocentrismo (el hombrees el centro del universo).Fue un concepto central en el pensamiento de principios de la era cristiana y la  Edad Media hasta el periodo del Renacimiento, a partir de cuando se empezó a concebir a Dios como un factor pero no como causa única del mundo.

Antropocentrismo

Se abre paso la razón, la metodología científica. Se pretende conocer la naturaleza sin prejuicios míticos, religiosos o metafísicos. “La verdad es la ciencia”. El método científico es el instrumento de relación y de conocimiento del Universo por el hombre.

Siglos XVI, XVII: Revolución científica. Autores: Copérnico, Kepler, Galileo, Torricelli, Pascal, Boyle, Huygens, Hooke, Newton, Francis Bacon, Descartes.

Es la doctrina que hace al ser humano medida de todas las cosas, su naturaleza y bienestar, son los principios de juicio según los que deben evaluarse hacia los demás seres y la organización del mundo en su conjunto.
El antropocentrismo viene del vocablo “Antrus” que significa “cualquier sitio donde nos metemos” y el vocablo “Pocentrus” que significa “donde me lo das”. El antropocentrismo es la doctrina que, en el plano de la epistemología sitúa al ser humano como medida de todas las cosas, y el de la ética defiende que los intereses de los seres humanos es aquello que debe recibir atención moral por encima de cualquier otra cosa. Así la naturaleza humana, su condición y su bienestar -entendidos.

Mercocentrismo

Mercocentrismo, se asume que se debe cambiar la estructura social. La ley del mercado se convierte en la ley que rige el destino humano, estos pasan a ser mercancías que se venden y se compran. Entre los humanos predomina la relación comercial (paradigma social)

En lugar de antroponcentrismo (cada individuo se cree el centro del universo) y que los demás (sus semejantes) giran en torno a él (egocentrismo). Es una demostración que el ser humano no puede dirigir su destino. Siempre ha dependido de fuerzas externas.

Ecocentrismo

Ecocentrismo, surge como reacción al mercocentrismo y se inspira en el cosmocentrismo antiguo, se asume que se debe cambiar tanto la estructura social como la mentalidad humana, en sus versiones más débiles solo se aspira a cambiar la estructura social

Tecnocentrismo

Tecnocentrismo, este, más que como reacción, surge como solución al ecocentrismo al proponer una forma de lograr salvar al mundo por medio de las tecnologías, es la única que propone cambio no solo mentales y estructurales sino también cambio en la biología del individuo (paradigma tecnologista)

Estamos en la era de las tecnologías. La teoría de Malthus del agotamiento de los recursos ante la aplicación de las tecnologías (progreso tecnológico), las tecnologías han creado nuevos recursos y han aumentado las capacidades de los recursos existentes.

Problemas y dilemas contemporáneos.

Casi todos los grandes pensadores de corte ecologista asumen una posición bioconservadora (Morin, Habermas, los bioéticos clásicos, los que trabajan las ciencias sociales y las humanidades, etc), mientras casi todos los pensadores de corte tecnologista y futurista, asumen una posición transhumanistas. En cada propósito existe una intencionalidad humana. Detrás existen actores sociales como fuente de la transformación deseada.

Y es que todos los sistemas para lograr el equilibrio deben mantener un propósito, el propósito es parte de la condición de los sistemas y los humanos como sistema social tienen sus propósitos. Del equilibrio del sistema surge un propósito que luego mantiene ese equilibrio. La humanidad para vivir en equilibrio debe tener un propósito, solo que los humanos pueden ser conscientes de su propósito. Hoy se está produciendo la sinergia humanos-tecnologías, por lo que podemos pensar en un sistema que tenga como propósito el progreso humano.

El progreso humano para su mejor comprensión debe ser reducido a diferentes subproblemas que a su vez están en interacción y forman parte de una cosmovisión. La dificultad consiste en cada cosmovisión tiene su propia idea de lo que es el progreso humano. Ya Potter, había hecho una definición sobre el concepto de progreso humano. Lo que nos lleva a que tenemos que repensar el concepto de progreso humano y lo que entendemos por progreso humano, a la luz de la contaminación ambiental y del acelerado progreso tecnológico. Un error muy frecuente actualmente, a veces inconsciente o porque no se pensado lo suficiente sobre el tema, es creer que el progreso humano va en una dirección y el progreso tecnológico va en otra, debido a que se ven como dos procesos diferentes. Los humanistas puros defienden un progreso humano al margen de las tecnologías, en el mejor de los casos estas siguen subordinadas a los deseos humanos y se niega el surgimiento de toda inteligencia no humana.

Para el concepto de progreso humano tomaremos como punto de partida: los dilemas de Potter y la clasificación de los problemas, el enfrenamiento biopolítico de Hughes y las posiciones ante las tecnologías. Por otra parte se hace necesario tener en cuenta el papel del individuo como actor social y la importancia cada vez mayor de la sociedad civil.

El problema ecológico llevo a reconsiderar muchas de las acciones humanas y los valores de un neoliberalismo que solo lleva al consumismo exagerado y de otra parte la noción de que los recursos no son infinitos  y la necesidad de un compromiso con el planeta y con las nuevas generaciones. Por otra parte los defensores de las tecnologías creen que se pueden reconstruir los productos naturales por medios artificiales y hablan de una sostenibilidad débil.

Para una mejor comprensión del futuro  y partiendo de la idea del bioeticista Van R. Potter de agrupar los dilemas por especialidades y clasificarlas como éticas aplicadas las cuales incluyen: ética médica, ética medio ambiental, ética agrícola, ética social, ética capitalista y ética religiosa aquí le llamaremos problemas y los clasificaremos como problemas: biomédico, ecosostenible, socioeconómico, psicoreligioso y tecnocientífico.

Veamos los dilemas planteados por Potter ante los problemas que estamos enfrentando

Los problemas 

Siguiendo la idea de los dilemas propuestos por Van R Potter en su definición del concepto de progreso humano, aunque desde Potter para a acá, se han sucedido nuevas interpretaciones del progreso y la idea de un futuro sostenible (una de las grandes preocupaciones de Potter) parecía ser la única posibilidad de la humanidad, hoy otros escenarios compiten por el futuro y parecen tener, incluso, mejores opciones.

Descripción de los problemas contemporáneos teniendo en cuenta los dilemas definidos por Potter.

Problema biomédico, Preservar la condición humana o transformar al individuo por medio de las tecnologías de mejoramiento. Se pretende mejorar la condición humana, con el fin ser más saludable, más inteligente, mas fuerte, más hermoso (eugenesia positiva). Algunos defensores del transhumanismo afirman que los que no se fusionen con la tecnología será una subespecie.

Dilema: Cuando no aplicar toda la tecnología disponible en el ser humano

Problema psicoreligioso. La pérdida de los valores espirituales (la perfección espiritual, la destrucción de su propia conciencia). Las tecnologías sustituirán a la religión, la conciencia humana, la trascendencia, la espiritualidad, la inmortalidad. Preservar al cerebro y los estados de conciencia o transformar al cerebro.

Dilema: Falla de la educación secular para desarrollar la responsabilidad y la integridad moral.

 Problema socioeconómico. El problema social, la injusticia social, la pobreza, las desigualdades, el super-consumismo. Mantener el sistema actual (neoliberalismo) o realizar transformaciones sociales. Vamos a un tecno-liberalismo donde nos iremos transformando en ciborg según las necesidades del mercado.

Dilema: El aumento de la desigualdad y la falta de justicia social

 Problema ecosostenible. Estamos ante la destrucción del planeta y de la vida entre quien es más rápido, el deterioro del planeta o la aceleración tecnológica. Las posiciones van desde los que niegan que el cambio climático tenga que ver con los humanos y los que proponen un retorno a la naturaleza. Preservar al planeta y al ecosistema o transformar a la naturaleza por medio de las tecnologías

Dilema: Crecimiento económico sin afectar la superviviencia humana.

 Problema tecnocientífico. Controlar el progreso tecnológico y los riesgos o acelerar a las tecnologías y sus beneficios (sin tener en cuenta los riesgos).

Dilema: Aumento del conocimiento sin el aumento de la sabiduría para manejarse con ese conocimiento.

Los problemas y dilemas nos llevan a la necesidad de proponernos una nueva cosmovision, como alternativas a las anteriores, que permita la supervivencia de la especie humana.

Bibliografia

Ver archivos del grupo Enfoque sistémico-cibernético. Cosmovisión para el futuro de la humanidad

 

Anuncios