De los sistemas de gestión de datos a la inteligencia artificial basada en datos

Los sistemas basados en datos surgieron ante la necesidad de procesar la gran cantidad de información que se generaba en las empresas. El procesamiento (gestión) de datos vino a ser la solución a las grandes empresas que ya no podían procesar el creciente aumento de los datos que se generaban dentro de la empresa por lo que surgieron los sistemas de gestión de datos con aplicaciones en finanzas, contabilidad, recursos humanos. Lo cual permitía tener la información de los trabajadores, que antes se realizaba de forma manual y emitir los modelos de forma automatizada, en poco tiempo y sin errores, y con ello lograr procesar las bases de datos de una institución y tener un mayor control, rapidez y eficiencia de la gestión empresarial.

Sigue leyendo

Nuevos enfoques de la IA (1)

inteligencia-artificial

Crisis de la IA
Para muchos investigadores los programas con inteligencia artificial habían llegado a un callejón sin salida y ahora la posibilidad de que surgiera una inteligencia que pudiera igualar a la humana por medio de un hardware, cada vez más evolucionado, se convertía en una nueva esperanza. La inspiración final la daría Vernor Vinge (matemático y escritor de ciencia ficción) con su enfoque de una (Singularidad tecnológica) de la cual surgiría una nueva fuente de inspiración: la explosión de inteligencia, la que parte de la definición de máquinas capaces de autoprogramarse de forma ilimitada, o sea, una máquina será capaz (partiendo de un programa inicial desarrollado por los humanos) de ella por si misma de construir programas cada vez mejores, la idea consiste en que podrá construir un programa que a su vez construirá otro programa mejor y este a su vez otro mejor, así indefinidamente, hasta igualar la inteligencia humana y luego, nada impide, que siga mejorándose hasta superar a la humana, y lo más interesante es que este proceso no tendría fin.

Sigue leyendo

Breve recorrido temático por la inteligencia artificial

Heurística

En sus inicios la inteligencia artificial (IA) se fundamentó en las búsquedas heurísticas. Se creía que el hombre resolvía todos los problemas a través de métodos heurísticos y se pensaba que la mente estaba conformada por potentes mecanismos heurísticos capaces de partir de lo general a lo particular tal como sucedía con los algoritmos de computación. Se creía que todos los problemas se podían resolver recorriendo un árbol de objetivos y la solución del problema, consistía en encontrar el camino correcto, desechando todas aquellas vías poco fértiles. La dificultad estaba en cómo desechar esas ramas o caminos improductivos, quién podría garantizar que ese camino después no fuese el más adecuado, hasta qué profundidad había que recorrer el árbol para estar seguro de que esa vía era errónea, cómo evitar, qué producto de la ramificación creciente del árbol, un exceso de combinaciones incalculables (explosión combinatoria). También se elaboraron programas para juegos que van desde los tan complejos como el ajedrez, pasando por el de damas, hasta los más sencillos como el tic tac toe. Este último, dada la velocidad actual de las computadoras es posible resolverlo a través de una exploración exhaustiva.

Sigue leyendo