¿Hacia dónde vamos? Problema ecosostenible

Dilema: ¿Cómo alcanzar el éxito a corto plazo sin destruir la opción futura de supervivencia?

Money Tree with cuts on his hand of man. a symbol of financial success.

En estos artículos hemos estado tratando de responder la pregunta: ¿Hacia dónde vamos? Y para ellos se ha partido de los diferentes problemas que han estado surgiendo y que en dependencia de la solución que se le de será el tipo de futuro en que viviremos, si antes no desparecemos. Ya en el artículo Podemos escoger nuestro futuro. Ecologismo vs Tecnologismo habiamos hablado sobre las posiciones ecologistas y las tecnologias.

Los ecologistas tienen como idea central la destrucción del planeta y con ello el fin de la especie humana, por tanto su ideal es salvar a la especie humana de su extinción (futuro sostenible) y definen cuales son los problemas que nos están golpeando.

Los tecnologista tienen como idea central un futuro de prosperidad basado en las tecnologías, apuestan por el surgimiento de una superinteligencia artificial donde se producirá una singularidad (futuro posthumano), se ven a las tecnologías como salvadoras ya que vendrán a resolver todos los problemas que los humanos no han podido.

Y mencionaba mencionábamos la preocupación de Potter que radicaba en cómo alcanzar los alimentos actuales y las fibras necesarias sin contribuir a las dificultades futuras al ignorar la necesidad para la diversidad biológica en el mundo natural.

En el artículo mencionado anteriormente se hacia hincapié en el concepto de sostenibilidad y se partió de la clasificación en sostenibilidad débil, muy débil, fuerte o muy fuerte. Siendo de alguna forma la sostenibilidad débil una justificación economicista para mantener el estatus actual de explotación del planeta en cambio la sostenibilidad fuerte defendía la protección del planeta y el ideal de un desarrollo sostenible.

Ahora vamos a concentrarnos en un nuevo fenómeno, la sinergia que se está produciendo entre humanos y tecnologías, Ver Relación simbiótica entre humanos y tecnologías (2).

Siguiendo la idea de la simbiosis los clasificaremos en sinergia exógena, la que se produce de forma externa cada cual  mantiene sus propiedades y sinergia endógena, cuando se produce una integración donde se fusionan las propiedades de ambos. De otra parte se seguirá con las ideas propuestas en Humanos y tecnologías, hacia una nueva relación (2).

Sinergia exógena vs Sinergia endógena

1) Exógena parasitaria ——————————————— Endógena parasitaria

2)                       Exógena comensal ————————— Endógena mutual

3)                               Exógena mutual —————- Endógena comensal

1.-Sinergia exógena (parasitaria): La humanidad debe dejar de ser el mayor depredador del planeta y abandonar radicalmente sus hábitos y  costumbres. Conservar a la naturaleza y prohibición de las tecnologías peligrosas (sostenibilidad muy fuerte). Se ven a las tecnologías como un peligro a la espiritualidad, a la religión, a la naturaleza, ya que estas lo que hacen es alejar al ser humano de su propia condición humana, la ven como un efecto contaminador y pernicioso para los valores humanos y para el planeta. Se considera al ser humano como parte de la naturaleza (biocientrismo)

2.-Sinergia exógena (comensal): La causa del problema está en la apuesta por el crecimiento indefinido, lo que ha traído como consecuencia el agotamiento de los recursos del planeta siendo el sistema capitalista el responsable del deterioro del planeta y debe ser cambiado. Se debe controlar el crecimiento económico (sostenibilidad fuerte). Las tecnologías tienen una sola función beneficiar a los seres humanos, los cuales deben tener un control casi absoluto sobre estas. Esta idea forma parte del paradigma del desarrollo sostenible que plantea el principio de precaución y un desarrollo preferencial de las tecnologías renovables y no contaminantes que permitan el crecimiento económico sin deteriora al planeta (eco-socialismo)

3.-Sinergia exógena (mutual): Relación donde tanto los humanos como las tecnologías se benefician, se produce una cooperación entre ambos se busca seguir evolucionando en la era de las tecnologías donde se produce una evolucion bio-tecnologica donde ambas trascienden hacia un mutualismo superior (evolución trascendente). Determinar el futuro de forma evolutiva y no de forma radical en el presente, para que, no solo, responda a nuestros intereses actuales, lo cual puede perjudicar las decisiones futuras (sostenibilidad flexible).

4.-Sinergia endógena (parasitaria): Las tecnologías, cuyo potencial es infinito, en un futuro serán capaces,  con la nanotecnología, de reconstruir la materia y de ir sustituyendo lo natural por lo artificial (insostenibilidad). Las tecnologías vienen a salvar al planeta, a resolver todos los problemas que los limitados humanos no han podido resolver y estos deberán ser reconstruidos por las tecnologías (evolución artificial).

5.-Sinergia endógena (mutual): Libre mercado. El mercado puede resolver todos los problemas ecológicos. El escenario de un futuro prospero  donde la economía puede crecer indefinidamente sin tener en cuenta los límites del planeta (sostenibilidad muy débil). Se produce fusión entre humanos y tecnologías (el Cyborg), debido a la superioridad del progreso tecnológico sobre el progreso humano, por lo que este no tiene más opción que fusionarse con la tecnología dando lugar a una superinteligencia híbrida. La endosimbiosis mutual, consiste en los mejor de las tecnologías con lo mejor de los humanos, relación en la que ambos se favorecen por medio de la fusión (endógena).

6.-Sinergia endógena (comensal): Una combinación de la regulación prudente y ecológicamente orientada a las tecnologías, pueden prevenir y reparar los daños ecológicos. Regulación de las tecnologías hacia lo ecológico, existe la “intención” de preservar al planeta (sostenibilidad débil). Relación donde los humanos esperan beneficiarse de las tecnologías, sobre todo por medio de la ingeniería genética, por lo que estaremos ante una superinteligencia biológica.

Hoy vivimos dentro de una sinergia exógena comensal. Las tecnologías siguen siendo vista como un medio para el progreso humano, en cambio para los tecnologistas la evolución de las tecnologías (progreso tecnológico) es más veloz que el progreso humano y consideran inevitable que las tecnologías serán cada vez más inteligentes y que en algún momento de la historia, no muy lejano, las máquinas superarán a los humanos y ya, desde hoy, están proponiendo una fusión entre humanos y tecnologías. Ese es el punto de vista de los tecnologistas, lo cual no tiene que ser así. Pero de algo si estoy seguro, hoy se está produciendo una sinergia entre humanos y tecnologías, que esta abarcando desde el planeta, pasando por la sociedad, hasta la mente humana, y de no estar consciente de este proceso seremos arrastrando a un futuro posthumano; bueno para algunos y nada bueno para muchos.

Imagen: PlaneacionIbero

 

¿Hacia dónde vamos? (1)

2-640x350

Seguimos esperando que las soluciones nos lleguen de fuerzas externas, de Dios, del mercado, del estado y ahora de las tecnologías. Las antiguas preguntas de ¿Quiénes somos? Y ¿A dónde vamos? Han perdido su significado y son sustituidas por ¿En qué queremos convertirnos? ¿En cuánto podremos aumentar nuestras potencialidades? Y es que la pregunta a donde voy ya parece resuelta: ¡Vamos a la poshumanidad! Y es que gracias a las tecnologías nos convertiremos en superhumanos, y ¿Por qué no? En dioses. Atrás queda el dolor, los desasosiegos, la tristeza humana pero, también, el amor a la humanidad, a nuestra propia humanidad y la esperanza de ser cada día mejores seres humanos.

En el futuro nuestra realización dependerá de tener cada vez más dispositivos cibernéticos que sustituirán nuestras propias facultades. ¿Qué estaremos perdiendo por cada dispositivo que se implante en nuestro cuerpo? ¿Esteremos echando por tierra nuestra evolución humana conformada durante siglos? ¿Al final no estaremos ante un aborto prematuro de la especie humana. Porque en realidad, nos rendiremos ante el poder de las tecnologías y nos abandonaremos a una evolución artificial.

Siempre he pensado que vamos a ciegas al futuro arrastrados por una economía de mercado que está arrasando con el planeta y con todas las formas de vida. Pero luego de mucho pensar sobre el tema, he cambiado de opinión, y es que el futuro ya está decidido, vamos a un futuro poshumano debido a que la ideología imperante: el neoliberalismo está siendo sustituido por el tecnoliberalismo donde la tecnología va sustituyendo los recursos naturales por recursos artificiales y ya no importa que el planeta se agote si por medio de las tecnologías podemos reconstruirlo.

Hoy una nueva mentalidad se está imponiendo: la mentalidad tecnologista que viene a sustituir a la religión y que nos da una visión optimista del futuro, ya que gracias a las tecnologías se resolverán todos los problemas que hemos estado arrastrando durante siglos. Por otra parte, a esta mentalidad tecnologista, se opone una mentalidad ecologista que propone la conservación del planeta y de la vida.

Mientras la mentalidad tecnologista es de corte optimista, la mentalidad ecologista es, más bien  pesimista y tiene como fundamento salvaguardar la vida y el planeta, por lo que busca la sostenibilidad del planeta y alerta sobre el deterioro del planeta y las consecuencias que tendrá para la humanidad de seguir por el camino que vamos.

Solo para que tengan una idea vamos una breve comparación entere la mentalidad tecnologista (optimista) y la mentalidad ecologista (pesimista)

 Tecnologista – Ecologista

  • No tendremos que trabajar. Las tecnologías lo harán todo – Nos quedaremos sin trabajo. Las tecnologías nos sustituirán
  • Por medio de las tecnologías construiremos un planeta nuevo (totalmente artificial) en el que viviremos para siempre  –  Destruiremos al planeta y con el a la humanidad –
  • Ampliaremos nuestras facultades mas allá de nuestras limitaciones biológicas (seremos inmortales) – Perderemos nuestra condición humana y nos convertiremos en objetos de la tecnología

El problema radica en que para los ecologista la causa principal es la destrucción del planeta para los tecnologistas el deterioro del planeta no es un problema ya que este puede ser reconstruido por medio de las tecnologías. En realidad la verdadera causa que desencadena todo lo demás, es el tipo de mentalidad y es la que define el orden y la importancia de las acciones humanas. Es esa mentalidad (actualmente la mentalidad neoliberal) la que nos lleva al estilo de vida consumista y a ver al planeta como una fuente de recursos que debe ser dominado y explotado. Esta forma de vida nos está llevando a un punto crítico donde debemos decidir qué soluciones debemos temor con respecto al planeta, a la sociedad y nosotros mismos.

De seguir como hasta ahora (capitalismo depredador) no pararemos hasta la destrucción del planeta. A no ser que se tomen alguna acciones

Acciones posibles

  • Seguir La aceleración de las tecnologías (singularidad tecnológica) como solución a los problemas (sustitución de lo natural por lo artificial)
  • Transformaciones socioeconómicas que lleven a la protección de la vida y al control de las tecnologías

 Estas acciones no son de todo y nada entre una y otra existe diferentes matices. De las que hablaremos el próximo articulo. Aquí les va un delante de las posiciones que se irán conformando

Tecnologismo como solución

  • Tecnologismo puro (tecnoutopía)
  • Tecnologismo económico (solución tecnologista por excelencia)
  • Tecnologismo democrático (solución de integración entre ecologismo y tecnologismo dentro del esquema neoliberal)

Transformacion de la sociedad como solucion

  • Ecologismo puro (retorno a la naturaleza)
  • Ecologimos social (desarrollo sostenible)
  • Ecologismo transdisciplinar (solución de integración entre ecologismo y tecnologismo pero transformando el esquema neoliberal)

 

Libro recomendado: El gran desafío de la humanidad den la era de las tecnologías

Imagen: caraotadigital.net

 

 

 

 

¿Nos acercamos al fin de la humanidad o al fin de la era capitalista?

La ideología tecnologista (incluyo aquí a los transhumanistas y los posthumanistas) creen que la evolución humana ya se agotó y que se necesita ampliar o transformar la condición humana cuando en realidad, lo que se agotó no es el ser humano (su limitación biológica); lo que, en verdad, se ha ido agotando, es el modelo capitalista, que se está convirtiendo en un límite para el progreso humano y como única solución propone abandonar el progreso humano por un progreso tecnológico.

Para la era los tecno-liberales el progreso humano no va a crecer (evolucionar) más y es que la era capitalista no tiene forma de preservarse sino es por medio de la tecnología. Las tecnologías emergentes se insertarán en el modelo neoliberal y nos llevarán inevitablemente a un futuro posthumano. Y es que el modelo neoliberal solo puede subsistir gracias a las tecnologías, la que garantiza su crecimiento y expansión. Sin embargo sería un error querer limitar a las tecnologías esto provocaría una crisis dentro del capitalismo de consecuencias impredecibles, lo que se necesita es una cambio de mentalidad que nos lleve a una transición a una nueva era.

Ya que en un futuro tendrán que coexistir la especie humana con las entidades inteligentes, dado el modelo neoliberal basado en la competencia, ambos organismo entraran en contradicción y como ha sucedido históricamente una desplazara a la otra y la desplazada perderá todo sustento y con el tiempo dejara de existir.

Hoy estamos viviendo una crisis socioeconómica, donde todo se resuelve a base de sanciones, amenazas y ataque militares, y es que nos acercamos al fin de la era del capitalismo y tenemos que escoger entre preservar al capitalismo y su modelo hegemónico o preservar a la especie humana y transformar a la sociedad.

Nos encontramos ante el siguiente dilema.
• Fin de la especie humana y el surgimiento de una época de las tecnologías – Era tecnologista (progreso tecnológico)
• Transformación de la mentalidad y el surgimiento de una época de la sabiduría – Era espiritual (progreso humano trascendente)
Donde la era de la sabiduría (espiritual) no puede representar un retroceso con respecto a las tecnologías, el sistema tecnológico debe seguir creciendo dentro de una sostenibilidad tecnológica. La era de la sabiduría nos debe llevar a un futuro trascendente donde el progreso humano sigue evolucionando junto a las tecnologías de forma armónica.

Podemos decir que el modelo capitalista ha pasado por dos formas de organización: orientada a la producción y orientada al conocimiento (informatización), hoy necesitamos, urgentemente, pasar a una tercera forma de organización, la orientada a la sabiduría.

Aumentar la producción
1. Aumentar la fuerza de trabajo (aumentar la mano de obra)
2. Cambios en la estructura (organización) buscando productividad – Producción.
3. Aplicación de las tecnologías (mecanización)
Aumentar el conocimiento
1. Capacitación del personal (educación) – Aumentar la inteligencia
2. Cambios en la estructura (organización) buscando ser más competitivo – Mercados
3. Aplicación de las tecnologías (digitalización) – Dependencia de la tecnología
Aumentar la sabiduría
1. Formación espiritual (fuerza interior)
2. Cambio en la estructura (relaciones profundas), buscando la colaboración – Cooperación
3. Aplicación de las tecnologías (tecnologización) – Simbiosis con la tecnología.
Ya, en el presente, se está produciendo una simbiosis con la tecnología, tenemos la opción de escoger el tipo de simbiosis que deseamos desde una que dejamos de ser humanos para ser parte de la tecnología, hasta las que niegan toda forma de progreso tecnológico (bioludismo).

Hoy la economía de mercado, mañana el tecno-liberalismo nos arrastrará a un futuro poshumano, debido a que hemos estado arrastrando los problemas sin darle solución: la justicia social, la pobreza, el deterioro del planeta, el superconsumismo, las guerras, el individualismo, las pasiones humanas (ira, odio, envidia, ambición, egoísmo…). Y los grandes sistemas tradicionales (religión, capitalismo, ecologismo, socialismo, social democracia, etc.) serán desplazados por un único sistema tecnológico, como la fuerza externa (ajena a un verdadero progreso humano) que vendrá a librar al mundo de sus desgracias a expensas de perder su condición  humana.